Gracias al diario El Mundo nos hemos enterado de que, la madrugada del pasado domingo día 3 de febrero, la Guardia Civil de Tráfico cazaba a Karim Benzema, el delantero del Real Madrid, circulando en un Audi a 216 km/h en la M-40. La infracción se produjo a la altura de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, cerca de la lujosa urbanización La Finca, donde residen varios jugadores del equipo blanco. En esa zona, la velocidad está limitada a 100 km/h.

El delantero del Real Madrid se enfrenta a hasta seis meses de prisión y a la retirada del permiso de conducir durante un año. La Guardia Civil también ha informado de que el trípode que pilló al madridista fotografió al mismo tiempo a otro vehículo, circulando en paralelo, un Porsche a 256 km/h.

Como no se paró a ninguno de los vehículos en el momento, la Guardia Civil comprobó a quién pertenecían los coches. Fue entonces cuando descubrieron que tanto el Audi como el Porsche estaban relacionados con la entidad blanca, en régimen de renting.

Los agentes de Tráfico remitieron las multas al club blanco, ya que ambos vehículos figuran a nombre del equipo madridista, para que el club identificara al conductor. El Real Madrid identificó a Benzema como conductor del Audi (probablemente el RS5 que la Audi le entregó en noviembre de 2012 junto al resto de compañeros del Real Madrid), Pero no concretó el nombre de la persona que iba al volante del segundo coche, por lo que asume las consecuencias económicas que acarrea esa infracción grave de tráfico. Ese segundo infractor se quedará sin sanción de la DGT.

El juicio por esta infracción, que debió haberse celebrado el pasado martes día 26, fue retrasado a petición de los abogados del Real Madrid, debido a la importancia del encuentro del martes frente al Barcelona en la semifinal de la Copa del Rey.

Vía: El Mundo

1 COMENTARIO

Deja una respuesta