En noviembre de 2012, el departamento de diseño de BMW EE.UU. anunció que estaba en el proceso de diseño de un nuevo trineo biplaza para la selección de bobsleigh de ese país. En aquel momento tan solo tenían unos esbozos bastante vagos del trineo, pero parece que eso ha cambiado. Ya han probado uno de los prototipos y se han presentado ya algunas fotos reales. El prototipo pinta bien… y por los datos que ha hecho públicos la marca alemana, su rendimiento es también prometedor.

A día de hoy, BMW ha fabricado dos prototipos.  El primero no se deslizará por el hielo (se trató de un primer contacto en el estudio de la aerodinámica de un trineo), pero el segundo prototipo ya ha comenzado las pruebas. “Una vez que tengamos más experiencia y datos de las carreras de este segundo prototipo, tenemos la intención de hacer ajustes y construir un trineo de producción antes de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi en 2014″, indican desde BMW.

Ese segundo trineo se deslizó por  primera vez el sábado pasado (19 de enero). Los probadores no fueron otros que el equipo de bobsleigh masculino de EE.UU. en la Copa Mundial de la FIBT en Igls, Austria. En principio tenían previsto debutar un poco más adelante, pero al parecer en el equipo estaban ansiosos por ver cómo funcionaba

El resultado: terminaron en el puesto 14 entre 30 equipos, un resultado muy decente si tenemos en cuenta que no tenían ninguna práctica con el nuevo trineo en la pista y era la primera vez que el nuevo equipo competía junto.

La carrocería del trineo fue construida en fibra de carbono para mejorar la aerodinámica. Se usaron los mismos principios utilizados para el desarrollo de vehículos más ligeros, rápidos y que consuman menos. Uno de los resultados es una que han logrado una distribución del peso con el reparto óptimo del peso y ajustándose a los reglamentos del bobsleigh. La carrocería es muy fina y el centro de gravedad, muy bajo y centrado.

El trineo también es más estrecho de lo que estamos acostumbrados a ver normalmente. Eso provocó que Steven Holcomb, uno de los miembros del equipo, enredase sus pies en los cables a la entradada… el trineo virase hacia un lado y golpease la pared… y penalizase medio segundo su tiempo de ejecución.

Todo esto es parte del proceso de aprendizaje. Holcomb asegura que: “no conozco a ningún portotipo de trineo que salga y gane. Sabíamos que tendríamos que perder antes de que podamos ganar “. Espera que los mejores frutos llleguen en la próxima carrera en St. Moritz, Suiza.

Fuentes: BMW Group, Team USA.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta