Sin lugar a dudas, el nuevo BMW X2 es uno de los productos más novedosos de la firma de Munich. Se trata del SUV estéticamente más atrevido de la marca, pero también el más dinámico y divertido. Hasta el momento, se ofrecía con un nivel de equipamiento de partida, el Advantage y los acabados deportivos M Sport y M Sport X (este último, protagonista de nuestra prueba, combina la deportividad de los M con detalles cameros de la línea X). Ahora se suma a al gama el BMW X2 Impulse situándose en un interesante término medio.

El BMW X2 Impulse completa el buen nivel de equipamiento de serie del modelo. Porque, a pesar de que es unos 1.750 euros más  caro que su hermano, el BMW X1 cuando lo configramos con idéntico motor, tracción y caja de cambios, también es cierto que incluye de serie más elementos.

En cualquier BMW X2 tienes ya llantas de aleación de 17 pulgadas, climatizador bizona, sensor de lluvia, encendido automático de luces, ordenador de viaje, arranque por botón, volante multifunción acabado en piel, sistema de sonido con pantalla de 6,5 pulgadas, bluetooth, USB… De todos modos, al modelo base conviene añadir el paquete Advantage, pues por su precio incluye elementos que vemos casi imprescindibles:

  • Paquete Advantage (1.850 euros): Faros LED con contenido ampliado, faros antiniebla de LED, control de crucero, sensores de aparcamiento traseros, apertura automática del portón trasero.

Sobre este acabado se realiza el nuevo BMW X2 Impulse, que ya puede configurarse y del que ya se acpetan pedidos en la red de concesionarios de la marca. Estos incluyen

  • Paquete Impulse (3.800 euros): Suma las llantas de aleación de 18 pulgadas y la línea exterior BMW Individual en aluminio satinado para mejorar el aspecto del modelo. En el habitáculo encontrarás asientos deportivos para conductor y acompañante, molduras interiores negro de brillo intenso, el paquete de iluminación y el guarnecido interior del techo en antracita

Fuente: BMW
Galería de fotos:

Ver galeria (506 fotos)

1 COMENTARIO

  1. Que raro en el periodismo nacional atacando a BMW y favoreciendo la balanza al grupo volkswagen. Patetico meterse con bmw cuando es un referente y sólo en I+d+i se gasta (casi) como el estado español. Sólo vender los coches por apariencia y sin fondo es PATETICO, y todo apoyado por el periodismo nacional, y apoyando al grupo que plantaba un arbol por cada diesel que vendía.

Deja una respuesta