El BMW X5 llegaba hace unos meses al mercado totalmente renovado. La cuarta generación de este modelo, que fue uno de los precursores de la actual tendencia SUV, nos sorprendía durante la prueba por su tecnología, su calidad o su dinamismo. Y ahora es buen momento para que llegue un nuevo tope de gama, que no es otro que el BMW X5 M50i que acaba de ser presentado. Queda por encima de los actuales mecánicas de seis cilindros que van desde los 265 hasta los 400 CV.

Bajo el capó de esta variante se encuentra el flamante motor V8 de 4.4 litros con tecnología TwinPower Turbo que ya hemos visto en otras versiones deportivas de BMW. En este caso se llega a una potencia nada despreciable de 530 CV y 750 Nm de par. Esta versión solamente puede ir ligada a la transmisión automática Steptronic de ocho velocidades y a la tracción total xDrive. Además, trae de serie el diferencial deportivo M para mejorar su comportamiento dinámico.

Con todo lo anterior, el BMW X5 M50i es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h (limitada electrónicamente). Prestaciones de auténtico deportivo que vendrán intensificadas gracias a funciones como el Launch Control o a los modos de conducción. En función del que se elija también se modifica el tarado de la suspensión neumática adaptativa, que tiene un tarado más deportivo en este modelo y cambia la altura libre respecto al suelo.

Como era de esperar, el BMW X5 M50i tiene una serie de detalles que lo diferencian del resto de versiones. En el exterior vemos paragolpes deportivos con tomas de aire sobredimensionadas, llantas de 21 pulgadas (opcionalmente de 22 pulgadas), faldones laterales, spoiler trasero y algunos elementos en Gris Cerium. En el interior no faltan el volante de cuero M, la tapicería de cuero o embellecedores de aluminio. Las primeras unidades de este SUV deportivo llegarán a partir de otoño de 2019.

Fuente: BMW

Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta