El BMW X6 tendrá el honor de ser el primer y único vehículo del mundo que presenta un acabado de pintura Vantablack VBX2. Esta denominación pertenece a un elemento que destaca por ser uno de los más oscuros del mundo. Este modelo hará su debut público durante el Salón del Automóvil de Frankfurt, que abrirá sus puertas el próximo 12 de septiembre.

Desarrollado por NanoSystems, con sede en Inglaterra, Vantablack es un tipo de pintura que absorbe hasta el 99,96% de la luz visible. Cualquier objeto recubierto con él pierde su apariencia tridimensional porque la pintura oscurece los detalles de diseño como los pliegues de la carrocería o las ranuras entre  las piezas. Este BMW X6 usa una variante ligeramente menos absorbente que hace que algunos detalles puedan ser visibles.

Una superficie recubierta en Vantablack pierde sus características definitorias para el ojo humano, con objetos que parecen estar dos dimensiones. Esto puede ser interpretado por el cerebro como mirar un agujero o incluso un vacío. Este X6 se puede mojar y tiene una reflectancia hemisférica total (THR) del 1 %, lo que significa que todavía se considera “súper negro”. Los materiales pintados con Vantablack parecer perder su apariencia tridimensional.

Desarrollada para aplicaciones aeroespaciales, la pintura Vantablack está hecha de nanotubos de carbono que son 5.000 veces más delgados que un cabello humano

Unas lunas muy tintadas y unas llantas de aleación no tan negras como el resto del coche completan el conjunto. En la parte delantera, el X6 presenta la parrilla retroiluminada opcional que se extiende entre ambos faros. Las especificaciones técnicas están en el aire. Si han recubierto el compartimento del motor de Vantablack, sería una puñeta para los mecánicos. ¿Y respecto a la suciedad? Se puede limpiar, sí, pero el negro también atrae la suciedad como ningún otro color.

No esperes ver la pintura Vantablack como una opción para el BMW X6 en el corto plazo. El fundador de Surrey NanoSystems, Ben Jensen, señala que probablemente no haya mucha demanda de una pintura que, esencialmente, elimina el diseño exterior de un automóvil con sus consecuentes problemas de durabilidad. Con mil millones de nanotubos de carbono por centímetro cuadrado, cualquier luz que golpee esta superficie se absorbe por completo en vez de reflejarse, y se convierte en calor.

Al haberse diseñado para recubrir componentes espaciales, el Vantablack se puede aguantar temperaturas de hasta 430 grados, por lo que es adecuado para materiales delicados como el aluminio. Asimismo, los componentes ópticos recubiertos con Vantablack permiten la observación de estrellas débiles y galaxias muy lejanas que hacen que la luz del sol sea difícil de detectar.

“Creo que funcionó muy bien en el BMW X6, debido al tamaño del automóvil, su forma distintiva y lo imponente que es”, dijo. “Poner una pintura como esa en un coche convencional que carece de un diseño distintivo probablemente lo restaría de alguna manera. Además, desarrollar una pintura para vehículos Vantablack VBX2 lo suficientemente resistente para el uso diario es un gran desafío tecnológico”.

Fuente: BMW

Galería de fotos:

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta