Una de las mayores preocupaciones que rodean a los vehículos eléctricos que están siendo lanzados es la vida útil de sus baterías. Los fabricantes están ofreciendo de media una garantía de ocho años o 160.000 kilómetros para este elemento, pero también hay terceros investigando en el campo. Ahora Bosch dice ser capaz de alargar un 20 % la vida de las baterías gracias a unos nuevos servicios que podrían revolucionar la movilidad eléctrica que tan presente estará dentro de unos años.

La empresa alemana cree que la clave está en la gestión y monitorización de la batería, de analizar su estado constantemente para adaptar su comportamiento y prevenir problemas. Para ello ha desarrollado un servicio llamado “Batería en la Nube” (Battery in the Cloud), que precisamente se encarga de recopilar y analizar los datos en tiempo real para optimizar el proceso de recarga y para dar recomendaciones al usuario mientras conduce.

A pesar de esa garantía para la batería que ofrecen los fabricantes, algunos factores como la conducción deportiva o las temperaturas extremas pueden derivar en una degradación prematura. Con el servicio que ofrece Bosch se podría ir reconociendo esos problemas a tiempo y darles solución. De hecho, sería la primera que se podría completar un pronóstico de la vida útil y rendimiento de la batería, una previsión que actualmente no era demasiado precisa.

Algunas medidas llamativas que consigue Bosch es que las baterías no se carguen al 100 % con temperaturas demasiado altas o bajas para protegerla. También optimiza ese proceso gracias a un software que consigue una recarga al nivel óptimo en cualquier punto. No se quedaría simplemente en calcular el tiempo, sino que también controlaría los niveles de electricidad y voltaje para que las células de la batería no sufran. El servicio “Batería en la Nube” de Bosch ya ha sido contratado por DiDi, un proveedor de servicios de movilidad de China.

Fuente: Bosch

Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta