El pasado año pudimos ver la vuelta de Brabham al panorama automovilístico. Reaparecían gracias al trabajo de David Brabham, hijo del mítico Jack Brabham que siempre será recordado por su etapa en la Fórmula 1. Y lo hacían con el impresionante Brabham BT62, un superdeportivo que solo podía ser conducido en circuito. Aunque eso era hasta ahora, pues acaban de anunciar un Brabham BT62 homologado para rodar en carretera abierta.

En realidad, no se trata de un coche diferente del ya lanzado, sino de un kit de conversión que lo hace matriculable. Aunque el BT62 nació como una máquina sin apenas límites para lograr un rendimiento similar al de un vehículo de competición, algunos clientes mostraron interés de poder conducirlo en cualquier ámbito y la marca les ha escuchado. Aunque teniendo en cuenta la exclusividad de este coche, no será un proceso nada barato.

Hay que tener en cuenta que solamente se harán 70 unidades del Brabham BT62. Además del precio que cueste el vehículo (se habla que ronda los 1,2 millones de euros), habrá que desembolsar 150.000 libras extra (unos 190.000 euros) por hacerlo de calle. La conversión será realizada de forma oficial por el equipo de Brabham Automotive, que se asegurarán de que cumple con todas las normativas de cada país.

Para acondicionarlo se harán cambios como un kit de elevación de la carrocería para aumentar su altura libre al suelo cuando sea necesario, añadir aire acondicionado o cierre centralizado. Incluso se mejorará la tapicería usando materiales de mayor calidad. Por suerte los cambios no afectan al rendimiento de su mecánica V8 atmosférica de 5.4 litros, que seguirá desarrollando los mismos 710 CV y 667 Nm de par. Lo que no se ha dicho es si el Brabham BT62 aumenta mucho su peso (era de 972 kg en seco) con estos cambios

Fuente: Brabham

Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta