Parece que se avecinan cambios a la hora de sacarse el carnet de conducir. Los usuarios que tengan que hacer este trámite a partir del 1 de julio de 2019 se enfrentarán por primera vez a algunas modificaciones planteadas por la DGT. Afectan a todos los niveles y en casi todos los permisos que existen en nuestro país. Se anuncia una subida de las tasas, por lo que será más caro sacárselo, además de algo más complejo por las siguientes cuestiones.

Entre estas modificaciones en el Reglamento General de Conductores también hay alguna ventaja. Aquellos que posean el carnet de conducir tipo B desde hace más de dos años ahora podrán conducir vehículos industriales que pesen entre 3.500 y 4.250 kg. También a nivel general, los usuarios podrán sacarse los permisos C, D, D1, C+E, D+E y D1+E con una edad mínima de 18 años siempre que posean el Certificado de Aptitud Profesional (CAP). Anteriormente las edades mínimas eran de 21 años en algunos casos y de 24 años en otros.

Uno de los grandes cambios en la forma de sacarse el carnet de conducir tendrá lugar en el examen teórico. Para poder presentarse a este test será necesario asistir a una formación presencial de unas ocho horas. Es totalmente obligatoria y tratará temas como los colectivos vulnerables (como peatones o ciclistas), factores de riesgo (como el alcohol o las drogas), distracciones al volante (smartphone principalmente), uso de sistemas de seguridad y de normas de seguridad, entre otras.

Las pruebas teóricas ya no quedarán limitadas solo a los típicos test. Ahora podrán también incluir vídeos con distintas situaciones y una pregunta para resolverlas. Eso haría que el tiempo de examen también fuera superior. Por otro lado, habrá menos permisividad con los errores. Si hasta ahora se permitía hasta un 20 % de fallos, en los nuevos exámenes no se podrá pasar del 10 % de fallos, por lo que será algo más difícil.

Carne de conducir

Dejando atrás el teórico, también se anuncian algunos cambios en el examen práctico de conducir. En este caso afecta al plazo en el que el usuario se puede volver a presentar tras haber suspendido. Si no se supera por primera vez habrá que esperar al menos 15 días naturales y dar un mínimo de cinco clases para presentarse a la segunda. Si no se aprueba en el segundo ni en el tercer intento deberán pasar 30 días naturales con sus correspondientes cinco clases y a partir de ahí el plazo mínimo será de 20 días.

También hay ligeros cambios en los test específicos para motos, que contarán con una formación de seis horas y tendrán la opción de utilizar el GPS en el práctico en caso de no poder recibir instrucciones del examinador por el intercomunicador (dificultades auditivas). En camiones y autobuses la formación específica será de dos horas y versará del tipo de vehículo que corresponda. La única forma de saltarse la formación presencial de ocho horas citada anteriormente es que se tenga algún carnet relacionado en posesión. Es decir, si se quiere el tipo C y ya tienen un C1, si se quiere un tipo D y ya tienen un D1 o si se quiere los C1+E, C+E, D1+E o D+E y ya se tiene alguna de esas modalidades.

Fuente: Las Provincias

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta