Logo de Noticias Coches
carretera en Finlandia
Mario Nogales

Carreteras 2+1: la propuesta para mejorar seguridad y adelantamientos

Siempre hemos hablado de la alta siniestralidad que se acumula en las carreteras secundarias. Los coches frontales suelen ser un porcentaje importante de los accidentes y algunos son causados durante los adelantamientos. Ahora que se prohibe superar el límite de la vía para realizarlos, podría ser incluso más complicado adelantar con seguridad. Por eso, se están planteando la construcción de carreteras 2+1, una tipología de vía que ya se utiliza en Europa y que ha dado buenos resultados.

Lo que tratan de hacer las carreteras 2+1 es aunar las características de las autopistas/autovías y de las carreteras convencionales. Serían una especie de híbrido entre ambas, uniendo dos calzadas separadas y una calzada a tramos, de ahí su nombre. El caso es que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha aprobado la primera norma sobre este tipo de vías para que puedan llegar a España paulatinamente en los próximos años.

Técnicamente se tratan de carreteras con una única plataforma donde se mantiene una separación entre sentidos de circulación. La peculiaridad es que cuentan con un carril por cada sentido más otro carril adicional interior dedicado al adelantamiento, cuyo uso dependerá de la demanda existente de esta maniobra. Es decir, que ese carril tendrá una longitud determinada y se empleará de forma alternativa para cada sentido de circulación. Esa es su principal diferencia respecto a las carreteras con carriles reversibles.

En este caso, puede o no haber una separación física entre carriles. En otros países se suele optar por barreras o marcas viales para que sea más fácil su reconocimiento. Los carriles de adelantamiento pueden ir desde un kilómetro de longitud hasta los 2,5 kilómetros, también varía dependiendo del país. En todo caso, hay una zona de transición crítica que se deja por seguridad por si el coche no calcula bien el adelantamiento y tiene que hacer el retorno al otro carril. En caso de instalarse, las carreteras 2+1 se indicarían con señales específicas.

Los estudios dicen que las carreteras 2+1 ofrecen mejores condiciones de seguridad respecto a las convencionales, al tiempo que se mejora el servicio al obtener velocidades medias de recorrido más elevadas. Lógicamente son más baratas de construir que las autopistas/autovías y afectan menos a nivel medioambiental. Además, hay mayor flexibilidad de las condiciones de diseño, pues no hace falta conseguir la distancia de adelantamiento de las carreteras convencionales.

Fuente: Mitma

  • carreteras
  • seguridad vial