El grafeno es uno de los materiales del momento. En la industria automotriz ya se ha utilizado en algunas carrocerías (como las del GTA Spano o BAC Mono) debido a su gran resistencia y bajo peso. De hecho, es alrededor de 200 veces más fuerte que el acero y cinco veces más ligero que el aluminio. También se está empezando a investigar su conductibilidad, pues las baterías de grafeno podrían ser el futuro de los coches eléctricos.

Este material con tan destacadas cualidades podría mejorar muchos aspectos de nuestras vidas cotidianas. Entre otras cosas, se ha pensado que podría mejorar el asfalto de nuestras carreteras. Las empresas italianas Directa Plus (productos basados en el grafeno) e Iterchimica (especialista en aditivos para asfalto) se han unido para investigar como el grafeno podría hacer el pavimento más duradero y resistente. El primer aditivo resultante es conocido como Eco Pave y se postula como una interesante opción para el futuro.

El grafeno es un gran conductor y eso también puede aplicarse a temperaturas. Utilizando el aditivo, el asfalto no se ablandaría con temperaturas muy altas ni se agrietaría con el frío extremo. Además, con su gran resistencia y elasticidad conseguiría reducir el desgaste causado por vehículos más voluminosos. el cálculo inicial dice que duplicaría el promedio de vida de la carretera, pasando de los 6-7 años actuales hasta los 12-14 años.

El aditivo Eco Pave también presume de ser bastante económica en una aplicación de mantenimiento, como la reparación de baches. También se trata de un compuesto 100% reciclable, pudiéndose utilizar de nuevo en asfaltos. Ambas compañías ya han estado haciendo pruebas en laboratorio y dentro de poco quieren hacer pruebas en carreteras reales. Habrá que esperar para comprobar si se convierte en una opción viable y extendida en el futuro.

Fuente – Newatlas

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta