La responsabilidad de la industria de la automoción en el cambio climático es innegable, pero como al César lo que es del César, también lo es su férreo compromiso en los últitmos años para intentar minimizar las emisiones y con ello contribuir a una mejora de la calidad medioambiental.

Para muestra un botón. Según reveló ANFAC, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, durante la celebración de “La Semana de la Movilidad“, 100 vehículos actuales contaminan menos que uno solo de los años 70. Esta es una de las conclusiones del informe “Movilidad urbana sostenible“: una visión pragmática”, donde además la Asociación propone un decálogo de medidas para mejorar la calidad del aire y el tráfico rodado en las ciudades.

Entre las propuestas, la incorporación de nuevas tecnologías más respetuosas con el medio ambiente que reduzcan los niveles de emisión, así como dotar a los vehículos de sistemas avanzados de asistencia a la conducción, o lo que es lo mismo, dispositivos GPS capaz de comunicarse de forma automática con los servicios de control de tráfico para recibir información a tiempo real de la situación de las carreteras.

ANFAC ha puesto el énfasis en la urgente renovación del parqué automovilístico y es que el 20% de los coches más viejos son responsables del 80% de la contaminación generada por el tráfico.

Las medidas propuestas por ANFAC se resumen en estos diez puntos:

1. Gestión avanzada del tráfico y sincronización de los semáforos.

2. Rediseño de las redes de transporte.

3. Coordinación de trabajos y obras en la vía pública.

4. Mayor flexibilidad en las infraestructuras (proporcionando espacio de estacionamiento suficiente para los vehículos).

5. Estacionamientos regulados (zona azul, etc).

6. Carriles multifunción.

7. Park-and-ride (estacionamientos disuasorios a las afueras junto al transporte público).

8. Información sobre tráfico y transporte público.

9. Carga y descarga nocturna

10. Promoción del coche compartido.

Fuente: ANFAC

1 COMENTARIO

Deja una respuesta