Ya queda muy poco para que abran las puertas del Salón de Ginebra y comienza el desfile de modelos que debutarán allí. Uno de ellos es el Citroën Ami One Concept, un prototipo de la marca francesa que quiere aportan una nueva solución de movilidad para el futuro. Se trata de un pequeño biplaza totalmente eléctrico para el que no es necesario tener carnet de conducir. Una propuesta arriesgada que podría utilizarse durante un periodo personalizado que podría ir desde los 5 minutos hasta los 5 años.

Técnicamente se trata de un vehículo muy pequeño, de apenas 2,5 metros de largo, 1,5 metros de ancho y 1,5 metros de alto. Con espacio justo para dos personas, apenas pesa 425 kg, por lo que quiere ser también una alternativa a motocicletas e incluso patinetes eléctricos en las ciudades. Su uso será exclusivamente urbano, pues ofrece una autonomía de solo 100 kilómetros y su velocidad máxima es de 45 km/h. Se podría recargar en apenas dos horas en un Wallbox.

Del exterior llaman la atención sus llantas de 18 pulgadas o su carrocería bitono que combina el naranja y el negro. Mientras que el interior es muy minimalista y cuenta con lo esencial. Dos pequeños asientos con tapicería de tela y un volante con sus pedales que salen hacia el conductor. En esa zona habrá una pantalla de 5 pulgadas que gozará de total conectividad para el smartphone. En el lado del pasajero apenas habrá espacio para guardar una mochila.

Una de las peculiaridades de este Citroën Ami One Concept es su modalidad de pago por uso. Puede utilizarse de forma similar a los actuales carsharing al alquilarlo por un periodo de entre 5 minutos y 5 horas, mediante una aplicación y abriéndolo con el teléfono móvil. Pero también estará disponible por más tiempo para los que tengan otras necesidades. Se podrá reservar durante 5 días, pero también durante 5 meses e incluso durante 5 años con el alquiler de larga duración.

Fuente: Citroën

Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta