¿Juguete o pasión por los grandes clásicos del automóvil? Los minicoches de Pocket Classics (clásicos de bolsillos) son recreaciones de leyendas de las cuatro ruedas que pueden considerarse un poco de las dos cosas. Representan pequeños karts que han sido diseñados a imagen y semejanza de cinco de los coches míticos más reconocidos por los fanáticos del motor.

Todos descapotables, por razones obvias de espacio, han sido fabricados artesanalmente por Pocket Classics en un plazo máximo de tres meses por pedido. Además se podrán encargar personalizados a gusto del cliente, que podrá escoger colores, prestaciones…

Ninguno de los modelos se comercializa bajo la imagen de marca a la que imitan, pues el pago por derechos de imagen incrementaría el coste de producción y, por tanto, el precio de venta; pero los amantes de los vehículos clásicos identificarán al instante estos cinco originales ejemplares puestos a la venta:

– Mercedes-Benz 300SL
– Porsche 356 Speedster
– Jaguar E-Type
– Bugatti Type 35
– Mahindra Jeep CJ 340

Los cuatro primeros Pocket Classics son vehículos eléctricos cuya velocidad máxima son los 24 km/h. También se comercializan (salvo el Bugatti) con sus respectivas versiones con motor de gasolina, que pueden llegar a alcanzar los 74 km/h. Por su parte, el Jeep (el único que admite dos plazas) sólo se vende con motor de gasolina de unos 1100 cc con unos 7CV.

Ahora el susto. Estos coches a escala 1:2, de unos 200 kilos de peso, no están homologados para circular por carretera, aunque deben ser endemoniadamente divertidos. Los precios con los que se comercializan estas miniaturas se disparan hasta en torno a 10.000 euros, por lo que estos Pocket Classics no están, precisamente, al alcance de cualquier bolsillo.

El detalle y la fidelidad con que están hechos estas minijoyas del motor (y también su precio) impiden que sean considerados como simples juguetes, pero divertirán a pequeños y, sobre todo, a mayores.

Aquí puedes verlos en vídeo:

Vía: Retro to Go

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta