Cuando el comportamiento de alguien es molesto para el resto de sus vecinos, estos tienen dos opciones. Pueden llamar a la policía… O tomarse la justicia por su cuenta. Y esto es lo que han hecho buena parte de los habitantes del pueblo de Lubczyna, en Polonia.

Fruto maduro

Resulta que Filo Zbigniew, un joven de 24 años, adoraba hacer trompos y quemar rueda con su Ford Escort blanco por la tranquila población. Aunque Filo ni tenía ni carné de conducir, no paraba de meter ruído y poner en peligro a niños y mayores que se encontraba. Al parecer, a pesar de que le recriminaban su agresivo estilo de conducción, nunca les hizo ni caso.

Pero en Lubczyna decidieron darle una lección y una noche le subieron el coche al sauce más alto del pueblo. Como en Fuenteovejuna, los vecinos se han confabulado para no revelar quién llevó a cabo la acción, (solamente se sabe que se usó la grúa móvil de un paisano, que apoyaba la moción).

Cuando despertó, Filo no se tomó la broma bien y llamó a la policia. “Hemos recibido una llamada de un hombre diciendo que su coche estaba atrapado en la copa de un árbol y que sus vecinos lo habían puesto ahí” cuentan los agentes de la ley, que luego se las vieron y se las desearon para bajar el automóvil ante el peligro de que cayera sobre alguien y causase una desgracia.

Filo se ha comprometido a cambiar su estilo de conducción y sacarse el carnet lo antes posible. “Si querían darme un mensaje, lo he entendido; pero creo que ha sido demasiado duro”, afirma el chico avergonzado, según cuenta el Daily Mirror.

La gente de News Direct lo ha recreado en este vídeo que parece sacado de los SIM:

Vía: News Direct y Daily Mirror

1 COMENTARIO

  1. Hay que tener cuidado con esta gente, ¡qué bueno! Sobre todo el de la grúa, para dejarlo en la rama de un árbol, por grande que sea…

Deja una respuesta