Según un informe de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), las reparaciones de automóviles se contrajeron el pasado año entre un 4 y un 5%, en contra de los pronósticos del sector, que vaticinaban un crecimiento de las operaciones de posventa.

El sector preveía que la caída de las ventas de coches propiciaría en 2009 un incremento del volumen de trabajo de los talleres, ya que los propietarios de coches antiguos deberían acudir más a estos centros para realizar revisiones o reparaciones.

taller-mecanico
Taller mecánico en España

“No obstante -admiten desde Ganvam-, la realidad ha sido bien diferente: los clientes han reducido también los gastos de reparación y llevan el coche al taller exclusivamente para realizar operaciones imprescindibles”.

Es así que las ventas de recambios en concesionarios y talleres han sufrido el pasado año un retroceso de entre el 10 y el 12 %. Además, el uso del vehículo se ha reducido en torno al 8 por ciento lo que, entre otras consecuencias, ha contribuído a la reducción de los accidentes de tráfico.

Con todo, las actividades de posventa aún sostienes los resultados de los concesionarios. Así, la posventa aportó en 2009 el 84 % del beneficio de los concesionarios, siete puntos más que en 2008, mientras que la actividad de venta de coches nuevos y usados redujo su aportación al resultado desde el 22 al 16 %. Estas cifras no deben llevarnos a engaño, pues el peso de las operaciones de posventa (reparaciones y recambios) en la facturación de los concesionarios sigue siendo muy inferior al de las actividades de venta de automóviles nuevos y de ocasión.

La posventa ha generado en 2009 el 29 por ciento de la cifra de negocio de los concesionarios, mientras que la venta de coches ha aportado el 71 por ciento restante. En 2008, la contribución de la posventa a la facturación se ha situado en el 26 por ciento, y la de la venta, en el 74 por ciento.

Vía |  Ganvam

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta