Con el renacimiento de la Serie 8 de BMW se abría un enorme abanico de posibilidades. La marca alemana ya no quiere que sea solo un gran coupé como en la década de los 90, esa carrocería tendría que quedar rentabilizada adoptando otras formas. Por eso lo hemos visto en tres puertas, descapotable y dentro de poco en formato Gran Coupé de cinco puertas. Además, se presta a versiones deportivas y ya falta menos para que podamos conocer a los BMW M8.

Y hablamos en plural porque habrá variante deportiva M en todas las carrocerías. Comenzarán con los BMW M8 Coupé y BMW M8 Cabrio, que también tendrán dos niveles de potencia con los Competition erigiéndose como tope de gama. Todo esto lo contamos para situarnos y para desvelar algunos detalles que han ido llegando sobre estos modelos. Ya comentamos su mecánica y ahora toca hablar de la completa configuración que aceptarán.

En los próximos BMW M8 se va a estrenar un nuevo sistema de visualización y control en la configuración del vehículo. Estamos acostumbrados a que se pueda ajustar un buen número de parámetros a nivel de chasis en estos modelos, pero esta vez se va un paso más allá. Se podrá configurar la potencia, el chasis, la tracción, la dirección y, por primera vez, el sistema de frenado. A esto se suma un nuevo modo de conducción que explicaremos más adelante.

Depende del uso que vaya dar al BMW M8 se puede seleccionar que la potencia del motor se gestione en modo Efficient, Sport y Sport Plus. Si hablamos del chasis hay otros tres modos: Comfort, Sport y Sport Plus. Por otro lado, la dirección se puede escoger en Comfort o en Sport. El sistema de tracción total M xDrive permite elegir entre 4WD, 4WD Sport y 2WD (par el eje trasero). La novedad que es el control del sistema de frenado cuenta con los modos Comfort y Sport y lo que cambia es la respuesta del pedal (cantidad de presión que hay que ejercer) gracias a la electrónica.

Los nuevos BMW M8 también contarán con un botón en la consola central que lo cambiará todo. Hablamos del M Mode, que afecta a las ayudas a la conducción y a los gráficos de las pantallas. A través de él se pueden seleccionar los modos de conducción Road y Sport, mientras que en los Competition se suma el modo Track (exclusivamente para circuito). En cada uno se va mostrando informaciones diferentes (pues las necesidades son diferentes) y afecta al nivel de asistencia que tiene el vehículo.

Fuente: BMW

Galería de fotos:

Ver galeria (32 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta