Desde que el impuesto de matriculación se basa en lo que contamina un coche, todos buscamos coches que no superan los 120 gramos por km. ¿Pero cuánto CO2 emite un humano? Pero… ¿son comparables las emisiones de un coche con las de una persona corriendo? Desde luego, la comparativa es polémica y el estudio realizado por un investigador italiano, ya ha desatado mil y una críticas.

El punto de partida de Alberto Minetti, profesor de Fisiología de la facultad de Medicina de la Universidad de Milán, es comparar la maquinaria humana con la de un automóvil híbrido con dos motores, uno de gasolina y otro eléctrico. Los resultados de su estudio, que ha tenido eco en la revista Scientific American, dictan que si cuatro hombres decidiesen cruzar la ciudad juntos en un coche híbrido emitirían menos CO2 que si lo hiciesen corriendo.

¿Cómo lo ha calculado? El professor Minetti consideran que un humano emite corriendo unos 25 gramos de CO2 por km. Si fuesen son cuatro los corredores producirían unos 100 gramos de CO2., más que las emisiones en ciudad de algunos coches híbridos que están a la venta en el mercado (que sitúa en los 95 g CO2/km).

Hay variables que no ha considerado, como que el coche libera otros gases o las emisiones que provienen de la fabricación del coche… Aunque “tampoco las emisiones de la fabricación del humano, cuya alimentación no proviene directamente de un árbol o de la caza, sino que requiere de un proceso industrial que utiliza máquinas contaminantes que emiten CO2”, comenta el propio Minetti por mail al diario El País.

La principal crítica realizada al trabajo del italiano es que haya comparado el CO2 expulsado por el cuerpo humano con el que sale de los tubos de escape. Los coches emiten CO2 que proviene de combustibles fósiles que llevaba almacenado en forma de petróleo millones de años, como indica a El País Antonio Ruiz de Elvira, catedrático de Física Aplicada de la Universidad de Alcalá de Henares.

“El espíritu de nuestro trabajo de investigación no era tanto crear una competición sobre quién emite menos CO2 como evidenciar que la innovación tecnológica en el transporte es tal que gana incluso a sistemas ancestrales como el aparato músculo-esquelético”, se defiende Minetti. En su trabajo el profesor italiano apunta otros límites de emisiones que alcanzar en el futuro, como los 50 g CO2/km de cuatro personas andando (a una velocidad de 5,5 km/h) o los 25 g CO2/km de cuatro ciclistas (a una velocidad constante de 30 km/h).

Añadiríamos otra crítica a este estudio desde coches.com: Esos cuatro corredores subidos al coche no dejarían de respirar… Así que habría que sumar las emisiones de su respiración a las del coche. A no ser que estuviesen muertos, claro.

Vía: Ecolab

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta