Hay modelos como el Porsche 911 GT2 RS que destacan por su exclusividad. Del tope de gama se planeaba inicialmente hacer 1.000 unidades. Y lo cierto es que se completaron el pasado mes de febrero, algo comprensible teniendo en cuenta que ya tenemos la nueva generación de 911 (992) entre nosotros. Pero ahora la marca de Stuttgart tendrá que volver a reactivar su producción de forma limitada debido a un contratiempo del todo inesperado.

Aunque ya estaban todos fabricados, todavía había algunos Porsche 911 GT2 RS que no habían sido entregados a sus compradores. De hecho, estaban siendo transportados hacia su destino cuando todo se torció. Había cuatro unidades de este superdeportivos en el buque de carga Grande America cuando el barco se incendió y naufragó el pasado 12 de marzo cerca de la costa francesa. Un desafortunado incidente en el que por suerte no hubo pérdidas humanas, pero en el que sí se perdieron bastantes vehículos.

En el Grande America viajaban a Brasil 2.000 coches entre 10.000 kg de ácido clorhídrico y 70.000 kg de ácido sulfúrico (poca broma). Porsche ha perdido 37 ejemplares (entre ellos los cuatro Porsche 911 GT2 RS), mientras que también había bastantes modelos de Audi. Los de Stuttgart ya han dejado claro que a pesar de haber finalizado la producción de su exclusivo modelo mantendrán el compromiso con sus clientes brasileños y producirán esos cuatro en el orden en el que se pidieron y con la misma configuración.

Aunque tengan que esperar un poco más para recibir su flamante vehículo (comenzarán a hacerlos en abril y los entregarán en junio), estamos seguros de que los clientes agradecerán el gesto de Porsche. Dentro de poco podrán subirse a su deportivo bóxer biturbo de 3.8 litros que desarrolla 700 CV. Tiene unas prestaciones de órdago, pues es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 340 km/h.

Fuente: Road&Track

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta