Motos de luces de neón, personajes siendo absorbidos por los ordenadores, la mítica película que en 1983 capturaba la atención de los más pequeños frente a los televisores, Tron, plantó la idea en la cabeza de estos jóvenes ingenieros que hoy presentan esta rueda eléctrica para la bici. La película fue la semilla que ha influido en la creación y diseño de este innovador y útil invento llamado GeoOrbital.

La idea de los creadores del aparato es permitir convertir una bici “analógica” en una eléctrica en el tiempo que se tarde en cambiar una rueda para así poder tener dos modelos de bici para distintos usos: el de ocio y deporte, y el del día a día para ayudarte a llegar al trabajo.

Con el cambio, el propietario podrá circular sin pedalear hasta 32 kilómetros o 20 kilómetros dependiendo de la longitud del diámetro de la rueda, de 28 y 26 pulgadas. La batería es de iones de litio extraíble y cuenta con 36 voltios y 500 watios de potencia ¿Se acaba la energía? Se puede cambiar por otra batería o seguir pedaleando como si no hubiese mañana hasta llegar al destino.

Como indica el nombre de Geo orbital, la rueda no tiene centro, es decir, “orbita” alrededor de un espacio vacío, tal y como se hacía en la película Tron. A partir de esa idea, el nuevo objeto no gira en torno a nada sino que se desliza por la estructura central, llamada Geo, compuesta por el motor y tres pequeñas ruedas de distintos tamaños que hacen girar la rueda como un “todo en uno”.

Entre los principales inconvenientes encontrados en los primeros usuarios de GeoOrbital son las bicis con frenos de disco. Este aspecto aún está en desarrollo y la empresa está considerando la creación de una rueda electrificada con discos de freno. Además, aunque los discos de llantas están diseñados para reducir la velocidad de una bicicleta no electrificada, necesitan mayor fuerza para disminuir la velocidad o parar.

Si pese a esta pequeña desventaja se quiere comprar el producto, cuesta 885 euros, sin contar con el transporte de Estados Unidos hasta el domicilio. Un poco elevado para conseguir una bici eléctrica. Por el momento nos podemos contentar con observar el desarrollo del producto desde lejos y esperar a que crezcan y llegue la producción a Europa.

Galería de imágenes:

Ver galeria (4 fotos)

Fuente: Geoo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta