Hennessey Performance lo ha vuelto a hacer. Tras haber metido mano al Corvette ZR1 con el paquete HPE850 y HPE1000, llega el momento de conocer la vertiente más extrema del deportivo estadounidense visto por los ojos del preparado tejano. Se llama Corvette ZR1 HPE1200 y, como probablemente habrás intuido, su motor V8 se ha exprimido por encima de los 1.200 CV. Como si los 765 potros que vienen de fábrica fuesen pocos…

Concretamente son 1.217 los jacos que el Corvette ZR1 de Hennessey Performance es capaz de enviar al eje posterior a 6.400 RPM. Eso es casi un 60% más frente a cómo sale el coche de Detroit, como un Corvette estándar nuevo de adición sobre el motor de ocho cilindros sobrealimentado por compresor y 6.2 litros. También ofrece mucho más par motor, 1.445 Nm para ser exactos, desde las 4.000 vueltas. Son cifras que no se alejan mucho de las de un Bugatti Veyron Super Sport por una fracción de su precio.

Dicho sea de paso, el Corvette ZR1 HPE1200 necesita combustible del mundo de las carreras para ofrecer esas cifras. Con gasolina de 93 octanos se queda en unos “más modestos” 1.115 CV. Para llevar el motor a niveles de potencia que superan los cuatro dígitos requiere mucho trabajo de mano de obra. Incluye desde un nuevo compresor volumétrico de mayor tamaño y nuevo sistema de inyección, hasta un árbol de levas y válvulas de escape completamente personalizadas o un nuevo intercooler.

Si deseas hacerte con un Corvette ZR1 HPE1200 equipado con la transmisión automática de ocho velocidades, Hennessey tendrá que modificar la caja de cambios para soportar sin perecer en el intento la potencia adicional. Afortunadamente, estos cambios no serán necesarios para los coches equipados con la caja manual de siete velocidades. Exteriormente, tan solo unos logotipos de la compañía de John Hennessey y la insignia HPE1200 lo diferenciarán de otro mundano ZR1.

Las cifras prestacionales aún no están disponibles, pero en el Corvette ZR1 HPE1000 ya son impresionantes. De 0 a 96 km/h (60 mph) en 2,3 segundos y 370 km/h de velocidad punta sin el paquete de pista ZTK opcional, para reducir el arrastre aerodinámico. El cuarto de milla lo cubre en 9,4 segundos y, para controlar semejantes números, también se ha reforzado la suspensión y mejorado el equipo de frenos. Si quieres detalles de precios, tendrás de contactar con la compañía, que además ofrece una garantía de tres años o 58.000 kilómetros.

Bajo estas líneas puedes ver al Corvette ZR1 HPE1000 poniéndose a punto en el banco de pruebas. Sube el volumen y disfruta.

Fuente: Hennessey Performance

Galería de fotos:

Ver galeria (17 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta