Wolfgang Egger, el responsable de Audi Design cree firmemente que “un buen diseño debe expresar siempre una visión”. Para él, el diseño del automóvil está listo para un cambio. “Necesitamos algo nuevo, pero sin romper con nuestra tradición”. Por eso que Egger y su equipo están redefiniendo cuatro puntos principales en los que centrarse:

1. Tecnología integrada en el diseño

En el futuro la tecnología estará expuesta a la vista de todos. Por primera vez, la unión de la tecnología y el diseño enfatizarán con tanta fuerza los elementos técnicos internos que se creará una nueva dimensión en la autenticidad de un producto.

La tecnología pura y la innovadora combinación de materiales se reflejan en el diseño del Audi crosslane coupé: El chasis Multimaterial Space Frame, se puede admirar en diferentes partes de este prototipo: en la parrilla single-frame, a través de las tomas del capó del motor, en los umbrales de las puertas cuando se abren, en el pilar A y como elemento de soporte de carga en forma de una funcional tira de carbono en el habitáculo.

2. Interior y exterior entrelazados

Gracias a su diseño integral, el interior y el exterior de las futuras generaciones de automóviles estarán más estrechamente entrelazados que nunca, para crear una unidad sin fisuras que haga más fácil distinguir cada modelo concreto, incluso por sus interiores. Esta diferenciación adicional acentúa aún más el carácter único de cada modelo en su habitáculo.

El vínculo más fuerte entre el exterior y el interior también se puede ver ya al volante del crosslane coupé. Superficies limpias, claras y menos elementos de control en el interior permiten una concentración mayor en la actividad de conducción. El diseño del habitáculo está centrado en el conductor. “Nuestra redefinida estrategia en Audi Design enfatiza la claridad y se centra en las cosas esenciales”, resumía Egger.

3. El Concept Design Studio de Múnich

El Concept Design Studio de Múnich muestra el camino y refleja la libertad en el proceso de trabajo de los talentos creativos. Los diseñadores de automóviles y los diseñadores de productos se benefician de las ideas creativas de unos y otros. Los diseñadores dan rienda suelta a sus ideas donde una vez existió un taller de coches.

Esta filosofía de estudio, que ha demostrado ser tan eficaz en las instalaciones de Múnich, también seguirá ahora el mismo camino en los estudios de diseño de Ingolstadt. Los tres departamentos de diseño de un automóvil (interior, exterior y color más acabados) trabajarán  más estrechamente en la sede central de Audi, para diseñar los coches desde una perspectiva global, especialmente en la fase creativa inicial, que se hará con equipos pequeños.

4. Los modelos enfatizan su personalidad única

Todos estos factores darán como resultado una mayor diferenciación en el futuro entre los modelos de las familias A, R y Q. El equipo de diseño está concentrado inicialmente en la familia Q. Tendrán un aspecto robusto y distinguido. Por tanto, Audi Design está haciendo la parrilla single-frame más tridimensional para apoyar la apariencia poderosa que caracteriza a cada modelo de dicha familia.

Realizada como una escultura independiente, la parrilla single-frame tiene una influencia determinante en el diseño exterior global de la familia Q. Esta característica se pudo ver en el Audi crosslane coupé que se mostró en el Salón de París 2012. Su techo central desmontable de carbono es también un elemento que lo distingue. Con él, este vehículo urbano todocamino se transforma en un auténtico descapotable.

Fuente: Audi

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta