Esta increíble historia comenzó el año 2009, tal y como explica el letrado José Luis González en el diario Las Provincias. Su cliente prestó su coche, un Range Rover Sport TDV a un amigo. Mientras lo conducía, le paró la policía en un control de alcoholemia. Como superaba la tasa permitida, el coche fue inmovilizado.

Hasta ahí nada extraño. El caso es que tiempo después, el propietario solicitó la devolución del Range Rover, pero no aparecía en ningún registro de inmovilizaciones. Indagando, descubrieron que había sido declarado como chatarra cuando reclamó su coche por la vía administrativa. Pero con una salvedad. Cuando eso ocurre, debe comunicársele al dueño de manera directa. Y no se hizo así, sino que la declaración del coche como residuo sólido se publicó en el BOE (Boletín Oficial del Estado), como puedes comprobar aquí.

La sorpresa para el propietario llegó cuando se enteró que su coche, fácilmente distinguible por la matrícula, estaba y está en servicio para el uso del jefe de la Policía Local de Orihuela, en Alicante (a quien postulamos para conducir uno de los coches de la policía de Dubai). Es decir, su coche, que oficialmente está declarado como chatarra, había sido repintado y circula por carretera como coche patrulla.

¿Cómo un vehículo de más de 100.000 euros y con menos de 19 meses de antigüedad se consideró chatarra sin dar más explicaciones a su dueño? Porque lo que al parecer sí le enviaron fue la multa que dio lugar a la inmovilización del coche. Y la pagó religiosamente. Lógicamente ahora reclama que le devuelvan su coche y resolver todo este embrollo que le ha privado

Vía: Motorpasión
Fuente: Las Provincias

2 COMENTARIOS

  1. la verdad es que es sorprendete.
    sólo no entiendo una cosa, en el último párrafo dice que pagó la multa religiosamente…. ¿¿¿???¿¿¿???, la pagaría el conductor que dió positivo y el coche al ser inmovilizado, ¿¿¿su amigo no lo avisó???… menudo amigo…. si su amigo lo avisase en ese mismo momento podría heber ido a buscar el cohe sin nimgún problema.
    chao.

  2. Andrés, por ahí no van los tiros hombre, ayyyyyy, que no te entrás contreras, jajajajaja, la moraleja de la historia es que la Policía Local le dio la baja como chatarra para quedarse el vehículo (cosa ilegal por cierto y de práctica muy habitual en delincuentes con negocios ilegales de compra-venta de automóviles usados). Menudo país, somos el hazme reír, entre políticos corruptos, justicia de injusticia y corrupción policial así nos va

Deja una respuesta