Documentación falsa es lo que utilizaba una red de estafadores en la periferia de Madrid para adquirir coches de lujo que después financiaban.

Los estafadores se limitaban a presentar la documentación que el concesionario les requería para conseguir la financiación del vehículo. Así, aportaban fotocopias de DNI, nóminas, declaraciones de Hacienda, certificaciones bancarias, documentos cuya característica común era el rostro de la fotocopia del carné de identidad, que era el mismo siempre aunque utilizaban varias identidades.

La Policía Nacional que estaba tras su pista desde el mes de mayo ha detenido a la red de estafadores  compuesta por 10 personas, y ha recuperado cinco coches de alta gama y se calcula que el perjuicio económico a estos concesionarios podría superar los 200.000 euros.

La red de estafadores estaba perfectamente jerarquizada. Su estructura se asentaba sobre tres escalones donde sus miembros recibían un mayor o menor beneficio económico según su grado de responsabilidad.

El repetir la misma operación en la misma zona, es lo que les ha delatado ya que uno de los concesionarios  contactó con los verdaderos titulares de la documentación falsa los cuales negaron haber comprado los coches.

Fuera de la organización, se encontraban los compradores que pagaban por los coches de lujo un precio inferior al de su valor de mercado.

Vía: 20 minutos

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta