Ya hemos repasado en una ocasión 100 coches para olvidar, modelos que no cumplieron las expectativas para las que habían sido fabricados. Este tipo de listas suelen aparecer cada cierto tiempo (Autobild hizo una con 35 coches que fracasaron), pero esta de CNN Money se lleva la palma en el listado de fracasos, que que recopila diez coches que concebidos como imagen de marca, llamados a abanderar las virtudes de una firma sobre el asfalto, diseñados para el éxito… y que cosecharon un sonoro fracaso.

  • Studebaker Avanti (1962-1963)

Studebaker Avanti

Con la firma Studebaker en quiebra, el Avanti fue diseñado como un balón de oxígeno del que se pretendían ensamblar 20.000 unidades en el primer año de fabricación. Finalmente, solo se vendieron 1.200, unas cantidad que no evitó la quiebra de la marca año y medio después.

  • Cadillac Allante (1987-1993)

Cadillac Allante

Diseñado para recuperar la confianza perdida de los consumidores, el Cadillac Allante fue todo un fiasco propiciado por su sobrepeso, escasa potencia y un precio muy elevado. Se llegaron a producir 21.430 unidades, con las que Cadillac sufrió importantes pérdidas económicas.

  • Buick Reatta (1988-1991)

Buick Reatta

Buick presentó el Reatta en 1988 como un vehículo ideal para la gente mayor, con un diseño elegante y un manejo sencillo. El coche no encajó en la gama tradicional de Buick y las ventas cayeron hasta la mitad de lo previsto.

  • Chrysler TC Maserati (1989-1991)

Chrysler TC Maserati

El diseñador Lee Iacocca, responsable de diseños tan míticos como el Ford Mustang, cosechó su mayor fracaso con este vehículo. Su elevado precio provocó que solo se vendieran 7.300 unidades.

  • Subaru SVX (1991-1996)

Subaru SVX

El estrafalario diseño de este GT de dos puertas no convenció a los consumidores. Fue retirado tras vender apenas 640 unidades en su último año en los concesionarios.

  • Lincoln Blackwood (2002)

Lincoln Blackwood

Presentado en el Salón del Automóvil de Detroit en 1991, donde causó gran expectación, el éxito del Lincoln Blackwood fue fugaz. La baja calidad de sus materiales precipitó su retirada de los concesionarios, apenas un año después de su llegada.

  • Ford Thunderbird (2002-2007)

Ford Thunderbird

El Thunderbird era un coche mítico de Ford de los años 50. Ford intentó rescatarlo a finales del siglo pasado, pero suspendió su producción en 1997. La marca americana trató de reactivar la saga del Thunderbird en 2002, con el lanzamiento de una nueva versión que cosechó idénticos resultados. Los fallos en la mecánica acabaron con la producción en 2007.

  • Chevrolet SSR (2003-2006)

Chevrolet SSR

Este extravagante Chevrolet SSR, a modo de pickup descapotable, obtuvo una gran recepción en un primer momento, pero a la hora de su producción se dejaron atrás algunos de sus puntos más fuertes: pesaba una tonelada y pese a sus intentos por destacar su carácter ‘sport’, no pudo siquiera disimular sus defectos de aerodinámica. Sólo se vendieron 24.150 unidades en sus tres años de comercialización.

  • Chrysler Crossfire (2003-2007)

Chrysler Crossfire

El Chrysler Crossfire (que tenía su versión descapotable) fue fruto de la fusión de Daimler con Chrysler, una mezcla que no convenció a los consumidores y que provocó que Chrylser lo retirara cuanto antes del mercado aprovechando un proceso de reestructuración.

Vía: CNN Money

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta