No solo por el sueldo se puede medir la relevancia de un trabajador dentro de una empresa. Algunas grandes corporaciones suelen distinguir a sus empleados más importantes con vehículos de alta gama, siendo las marcas alemanas las preferidas de directivos y altos cargos.

Según los últimos datos conocidos, la flota de vehículos para directivos oscila de media entre los 30.000 euros para la dirección media y los más de 50.000 euros para los puestos de mayor relumbrón. O lo que es lo mismo, las empresas pagan unos 800 euros al mes por el automóvil de un gerente y unos 1.300 euros para aquellos trabajadores que formen parte de la dirección general, seguro y gasolina incluidos.

En cuanto a la dirección media, la serie 3 de BWM y el Audi A4 son los vehículos más demandados, aunque Lexus se abre camino en este mercado con el CT 200h, un vehículo que comienza a ser reclamado con asiduidad entre jóvenes mandos intermedios de medianas y grandes compañias, sobre todo mujeres, aunque no siempre el conductor termine siendo alguien de la empresa.

Según explica Lexus “también existe una demanda importante de este vehículo matriculado a nombre de empresas cuyos usuarios finales son los familiares directos del empresario”.

En referencia a los puestos más altas del escalafón directivo, los preferidos son el Audi A6, el BMW Serie 5 y las Clases E,S y CLS de Mercedes. Los datos que maneja Mercedes revelan que el usuario de este tipo de vehículos suele ser un hombre de más de 55 años que se decanta por tonalidades negro y plata.

En este segmento de altos directivos Infiniti comienza a ganar puestos: “El modelo más vendido entre directivos actualmente es el FX30d (tiene un precio aproximado de 60.000 euros). La media de edad de nuestros clientes está entorno a los 45 años, y mayoritariamente son hombres”, afirman fuentes de la compañía.

La elección del automóvil tambien varía dependiendo del sector profesional donde se desempeñen funciones. Así, el Lexus RX450h se ha convertido en los últimos años en la elección predilecta para los grandes directivos de la banca, como Santander o BBVA. Se trata de conductores con una posición social alta, estudios superiores y por lo general reacios a la tecnología diesel.

Algo parecido sucede con el GS450h, aunque con circunstancias familiares bien diferentes y es que el usuario, también alto ejecutivo, es padre de hijos ya emancipados.

Jaguar también es una firma muy presente en el sector corporativo. Aquí el favorita es la berlina XF en todas sus versiones con un considerable coste que supera los 45.000 euros y un conductor, empresario independiente, alto ejecutivo y profesionales liberales.

Para los responsables de Jaguar Land Rover se trata “en su mayoría de hombres con una edad media de 48 años, en busca de elementos diferenciadores en todos los aspectos de la vida, incluido lógicamente su automóvil”.

Vía: Expansión

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta