Logo de Noticias Coches
ITV calibrado ADAS – 1
Mario Nogales

Todavía quedan dos millones de coches por pasar la ITV después del estado de alarma

Una de las consecuencias que tuvo el estado de alarma en nuestro país es que las ITV de muchos coches fueron caducando. Cuando terminó el confinamiento y fueron abriendo las estaciones, se tuvieron que enfrentar a una situación compleja, a un colapso en el que se acumulaban más de cinco millones de vehículos. Ahora que ya parece que quedaron claros los plazos para pasarla, vamos a repasar cómo está la cosa.

AECA-ITV destaca que más del 60 % de los coches que tenían caducada la ITV ya han podido pasar la inspección. Esa cifra avanza por el buen camino gracias a algunas medidas como que las estaciones han ampliado sus horarios entre un 10 y un 15 % y también aumentado sus plantillas entre un 10 y un 35 %. Por otro lado, se ha potenciado el sistema de citas previas para hacerlo más ágil, al tiempo que se introducían todas las medidas de seguridad para evitar contagios.

Estas medidas y la agilización del proceso ha llevado a que el número de inspecciones haya aumentado un 23 % en los últimos meses. Sin embargo, todavía queda trabajo por hacer, porque el 40 % de los vehículos restantes aún tienen que pasar la ITV. Eso significa que alrededor de dos millones de coches tienen que ponerse al día con este trámite tan necesario para asegurar que los vehículos estén en un estado correcto y que no quede en entredicho su seguridad.

Recordamos que el Ministerio de Sanidad concedió una moratoria de mínimo 45 días a los usuarios que les caducó la ITV durante el estado de alarma. Fueron 30 días iniciales más otros 15 por cada semana que se prorrogase el confinamiento. Además, los que les caducó entre el 21 de junio y el 31 de agosto también recibieron una prórroga de 90 días. En todo caso, hay que tener en cuenta que se tomará de referencia la fecha de validez de la tarjeta, no la de la nueva inspección, por lo que el periodo de prórroga no computa.

Fuente: AECA-ITV

  • ITV
  • revisión