Después de algunos avances, este es el aspecto definitivo del DS X E-Tense, un prototipo en el la marca francesa proyecta sus pensamientos. Este ejemplar es lo que consideran que podría ser el coche de ensueño del año 2035. Lo presenta con un diseño transgresor y futurista, muy diferente a otros a los que estamos acostumbrados hoy en día. Cuenta con algunas tecnologías interesantes y un avanzado sistema de propulsión eléctrico.

El DS X E-Tense tiene una fachada radical, su construcción es completamente asimétrica y con ello consigue un efecto muy curioso. Es un deportivo biplaza (más una tercera adicional) y tiene al conductor y al acompañante en espacios separados, uno a cielo descubierto y el otro bajo una cúpula. El acceso se hace a través de unas alas de gaviota. Llaman la atención los paneles afilados de la carrocería y la enrevesada firma lumínica que ocupa gran parte del frontal y la zaga.

En el interior del DS X E-Tense también se aprecia su carácter tecnológico y futurista. Los asientos tipo baquet cuentan con tapicería de cuero en dos tonos y un volante muy desarrollado, todo con un diseño acorde al que presenta el exterior. Uno de los aspectos que más llama la atención es el asistente personal IRIS, que se materializa en forma de holograma y permite controlar múltiples opciones del vehículo.

En un prototipo que dice haber salido del año 2035 no se podía esperar sino una mecánica 100 % eléctrica. Va situada en el eje delantero y puede desarrollar una potencia que va desde los 540 CV hasta los 1.360 CV (1.000 kW) en el modo circuito. Este modelo se beneficia de la experiencia de DS en la Fórmula E con un chasis de fibra de carbono y una puesta a punto muy conseguida. Solo queda esperar 17 años para ver si la marca francesa acertaba en su predicción.

Fuente: DS

Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta