La organización Transport & Environment (T&E) -que defiende el desarrollo de una política comunitaria de transporte sostenible- ha pedido a la Unión Europea (UE) que sea más exigente en lo que a materia de emisiones de dióxido de carbono (CO2) se refiere, para de esta manera promover e impulsar el desarrollo del mercado de los coches eléctricos.

El límite de CO2 de 130 gramos por kilómetro no se considera lo suficientemente bajo y el de 95 gramos en 2020 resulta muy lejano, lo que preocupa más a los ecologistas, es que pasada la fecha de 2020 la legislación no fija objetivo alguno para continuar con la reducción de las emisiones de CO2.

coches_electricos_emisiones-co2El transporte es responsable del 28% de las emisiones de CO2 en España por ello tiene todo su sentido que los ecologistas vean en el sector de automoción uno de los principales pilares para reducir las emisiones en el planeta.

Según Transport & Environment si no ponemos más límites en las emisiones en CO2, los fabricantes no realizaran más esfuerzos que los necesarios para cumplir con la legislación vigente y si esta se limita a los 130 gramos, pocas marcas se preocuparán en bajar de esa cifra.

Por ello la organización ecologista considera que la legislación europea debería introducir límites de CO2 para turismos nuevos de 80 gramos por kilómetro en 2020 y de 60 gramos en 2025, ya que sólo así se motivará a los fabricantes a que desarrollen opciones menos contaminantes y de esta manera el mercado de vehículos eléctricos tendrá un futuro más prometedor.

En la actualidad según  Transport & Environment, el impacto de los coches eléctricos en el mercado seguirá siendo limitado hasta 2030, ya que la demanda será muy lenta, por precio, autonomía, sistemas de recarga, logística, etc.

Vía | Autopista

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta