El vehículo eléctrico no será una realidad masiva en Europa hasta dentro de 50 años, siempre que entre los ciudadanos del continente haya un cambio de mentalidad con respecto a este tipo de movilidad. Así lo asegura Carlos Álvarez, catedrático investigador del Instituto de Ingeniería Energética de la Universidad Politécnica de Valencia, institución que asesora a la Unión Europea en los temas relacionados con la automoción eléctrica.

“No me lo cuestiono, en 50 años la implantación de los eléctricos será masiva y el uso del vehículo convencional se restringirá a casos muy específicos”, asegura Álvarez, quien achaca a la crisis económica y a lo elevado de los precios la escasez actual en la demanda de vehículos eléctricos. Sin embargo, vaticina que el progresivo encarecimiento de los precios y la escasez del petróleo servirán como trampolín para revitalizar las ventas de automóviles más respetuoso con el medio ambiente.

Según su criterio, la implantación masiva del vehículo eléctrico necesitará de un imperioso “cambio de mentalidad” por parte de los consumidores, además de un “refuerzo sustancial” de las redes eléctricas de distribución para que puedan soportar el impacto del uso masivo de vehículos eléctricos.

Por último, apunta Álvarez, habrá que disponer de puntos de recarga distribuidos para que puedan soportar el impacto del uso masivo de vehículos eléctricos. En el caso concreto de nuestro país, la crisis de ventas por la que atraviesa el sector del automóvil está lastrando aún más si cabe la expansión de lo que muchos califican como la automoción del futuro. Además de los precios, los conductores españoles se quejan de la baja autonomía y de la escasez de puntos de recarga en las infraestructuras viarias.

Vía: Yahoo!

1 COMENTARIO

  1. Veremos si en medio siglo o antes, ojalá.
    Si se logra que la ciudadanía piense en coche eléctrico como solución de movilidad urbana, pensaremos en un utiliatario de poco espacio. Para viajar siempre nos quedaría alquilar un coche! yo lo veo así!

Deja una respuesta