El mundo hippie se rinde a sus pies. El mundo tuning sigue suspirando por él. El escarabajo, el coche del pueblo. El automóvil capaz de alcanzar los 21 millones de unidades vendidas. El Volkswagen con más apodos del mundo. El único. El inigualable Tipo 1.

Prototipo de 1935-1936.
Prototipo de 1935-1936.

Comúnmente conocido como el Escarabajo, su denominación oficial fue Volkswagen Sedán o Volkswagen Tipo 1. Llegó al mundo en 1925. Los primeros bocetos fueron enviados a Maschinenbauanstalt Wien. Los primeros trazos tenían un parecido bastante interesante con dos modelos importantes, tanto el Tatra T97 como el Porsche Tipo 12. Y los bocetos, bocetos son y ahí se quedaron. En dibujos.

Entonces, tuvo que llegar Adolf Hitler. En aquel momento, como canciller de Alemania tenía poder absoluto sobre lo que se hacía y lo que no, a lo largo y ancho del país. Creo una red de autopistas. Necesitaba unir el país, quería hacerlo a toda costa. Incluso elaboró las medidas que debían tener dichas carreteras. Calzadas de tres carriles. Anchura de 2.5 metros (en cada carril). Pero a pesar de tan buena noticia para las comunicaciones en Alemania, pasó por alto algo verdaderamente fundamental. La población no tenía coche. ¿Para qué tantas y tan perfectas carreteras si nadie iba a viajar por ellas?

Al ver semejante panorama desolador, Hitler se entrevistó con un joven Ferdinand Porsche. Quería que Porsche elaborase un automóvil con características específicas: un coche para el pueblo, al alcance del bolsillo del consumidor, un vehículo que transportase 5 personas (2 adultos y tres niños) y una velocidad máxima de 100 km/h. Incluso se tomó el atrevimiento de aconsejar a Ferdinand sobre qué debía inspirarse. Le dijo que el enclave perfecto era la naturaleza. De ahí debía salir un modelo único y aerodinámico.

Ferdinand tomó nota de cada uno de los apuntes que hizo el canciller alemán y se puso manos a la obra. Tenía claro que el coche, debía estar dirigido al pueblo. Al pueblo en general. El modelo salió adelante gracias al apoyo del Tercer Reich. En ese instante, Erwin Komenda será nombrado responsable del diseño y del estilo o estructura del automóvil.

Inigualable trasera del Escarabajo.
Inigualable trasera del Escarabajo.

El nuevo Volkswagen se presentó ante el mundo con un diseño sencillo. Y lo que era más importante, la suma clave: motorización fiable y económico. Además contó con un motor 2T, pistón doblado, 4 cilindros contrapuestos, cilindrada de 985cc y una potencia de 23,5 CV. Cuando el gobierno alemán observó el resultado final se quedó pasmado ante el modelo. Conscientes de que el éxito vendría de calle, no les quedó más remedio que construir una enorme fábrica donde albergar la producción de los miles de modelos que se iban a vender. Muchos más de lo que sus mentes llegaron a imaginar. Sería en Wolfsburg donde se levantaría dicha fábrica.

En 1938, cuando todo el mundo estaba listo para que las cuatro ruedas del Escarabajo surcasen las carreteras alemanas, estalló la Segunda Guerra Mundial. 336.600 habían efectuado su encargo. Se quedaron sin ellos. En ese momento, Hitler toma la decisión de destinar el coche a funciones militares.

El Volkswagen Escarabajo tuvo que esperar unos cuantos años más hasta ver la luz. Porque cuando la guerra finalizó, aquella majestuosa fábrica, estaba en ruinas. Y a pesar de que un coronel británico puso todo su empeño en revitalizarla (Ivan Hirst), no se consiguió hasta que volvió a recaer, en 1948, en manos de los alemanes. El nuevo administrador Heinrich Nordhoff, ex director de la fábrica de camiones de Opel, creyó que antes de relanzar el modelo debían efectuar algunas variaciones. En palabras textuales, para él, el Volkswagen Escarabajo “era un diamante en bruto que debía ser pulido”.

Dicho y hecho. Los ingenieros de la época se pusieron manos a la obra. Nordhoff dirigió pequeños cambios. Todas con maravilloso éxito. Ya que las transformaciones llevaron al modelo a ser un coche más seguro y fiable. Además de renovar su estética. Será 1953 el año definitivo para su lanzamiento. Cuando el cambio más inconfundible toma fuerza. De la popular ventana ‘pretzel’, pasaría a una oval.
Será aquí cuando el Escarabajo suba como la espuma y surque todas las fronteras posibles. Su fama mundial alcanzó cada uno de los países existentes. Tanto fue así, que aún hoy día, su aspecto, su figura y su nombre sigue en boca del amante del motor con una salud de hierro.

El Escarabajo fue el modelo taxi por excelencia.
El Escarabajo fue el modelo taxi por excelencia.

Aunque su existencia comenzó con un nombre normal para coche, “Volkswagen Sedán” o “Volkswagen Tipo 1”, con el transcurso de los años comenzaron a surgir cientos de apodos en alrededor del globo terráqueo. Así el coche adoptó los siguientes apodos, dependiendo del país: Escarabajo en Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, España, El Salvador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela; Pichirilo en Colombia y Ecuador; Käfer en Alemania; Peta en Bolivia; Fusca en Brasil; Sapito en Perú; Kupla en Finlandia; Coccinelle en Francia; Cucaracha en Guatemala y Honduras; Maggiolino en Italia; Vocho, “vochito” en México; Tortuguita en Panamá; Garbus (jorobado) en Polonia; bolillo ó Volky en Puerto Rico; Cepillo en República Dominicana y Beetle o Bug en los países angloparlantes, entre otros.

¿Cómo un modelo sencillo sin grandes aspiraciones puede alcanzar unas cuotas de ventas inigualables? ¿Por qué se toma la decisión de dar por finalizada su producción? Aún quedan muchas respuestas que resolver, pero mientras tantos disfrutemos de las mejores imágenes posibles, el recuerdo de lo que fue y sigue siendo el Escarabajo más querido y conocido del mundo.

Ver galeria (10 fotos)

2 COMENTARIOS

  1. muy bueno e interesante siempre quise saber la historia de este maravilloso vehiculo que me parece tan bello felicitaciones mil a los creadores e investigadores de este articulo

Deja una respuesta