Uno de cada cuatro accidentes con víctimas se produce según las estadísticas de ADAC, el club de conductores más grande de Europa, porque alguno de los conductores implicados en el mismo se han quedado dormidos al volante mientras circulaban con su coche. Eso no tiene por qué pasarle a los conductores del nuevo Opel Grandland X 2018, ya que entre los numerosos sistemas de ayuda y asistencia que el SUV alemán ofrecerá en su equipamiento cuando se ponga a la venta a primeros de este próximo otoño.

Gracias al detector de fatiga, el conductor recibirá distintos tipos de aviso si el GrandLand X detecta que la trayectoria del vehículo puede deberse a una falta de atención del conductor o a que el agotamiento está provocando que se quede dormido. El sistema emite entonces una serie de avisos luminosos y acústicos para tratar de recuperar la atención de la persona que se encuentra al volante del coche.

El detector de fatiga tiene tres posibles niveles de actuación.

  • En el primero, un mensaje luminoso en el cuadro de la instrumentación y una señal sonora alertan al conductor de que lleva más tiempo del deseable conduciendo a velocidades superiores a los 65 km/h para recomendarle que se tome un descanso. Si no para, a partir de ese momento el aviso se repetiría a cada hora.
  • El segundo nivel se produce cuando el Opel Grandland  X detecta correcciones bruscas en la trayectoria del vehículo o una constante trayectoria irregular. En estos casos, igualmente emite un mensaje en el cuadro y efectúa un aviso acústico.
  • Si la actitud del conductor persistiera  durante tres avisos en este nivel, el sistema directamente activaría el tercer nivel emitiendo nuevos mensajes visuales e incrementando el volumen sonoro del aviso acústico.

Los avisos se desactivan autónomamente y el sistema vuelve a reiniciarse conduciendo 10 minutos consecutivos de manera adecuada o después de transcurridos 15 minutos si se circula a menos de 65 km/h.

Según Peter Küspert, director de Ventas y Postventa de Opel Europa, “el Detector de Fatiga en el Opel Grandland X puede percibir signos típicos de cansancio y recordar a los conductores que tomen pausas regulares durante los viajes largos, antes de que algo peor pueda suceder”.

Opel ha comunicado que va a dotar a su nuevo SUV de un elevado número de avanzados sistemas de asistencia para aumentar la seguridad y el confort a bordo. Así, dispondrá de alerta de colisión delantera con frenado de emergencia automático y detección de peatones, asistente avanzado de aparcamiento, cámara de visión 360º, control de crucero automático con función de parada (mantiene la velocidad y la distancia seleccionadas con el vehículo precedente frenando o acelerando automáticamente).

El Grandland X dispondrá también, opcionalmente, de faros de tecnología LED AFL, que adaptan su haz y su luminosidad a las distintas situaciones de conducción, ofreciendo un eficaz haz de luz blanca y brillante para iluminar la carretera. También contará con los servicios Opel OnStar que aportan asistencia en caso de robo, un hotspot wi-fi que garantiza la conectividad a bordo para todos los pasajeros del vehículo, o permite la gestión de reservas de plazas de aparcamiento o habitaciones de hotel y que, en caso de accidente, efectúa por si mismo de forma completamente autónoma las llamadas oportunas para gestionar el envío de ayuda.

Fuente: Opel
Vía: Newspress
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta