Peugeot es una marca que no solo se dedica a fabricar coches. En los inicios de la historia de la marca gala era un molino de harina que se transformó en una fundición. Luego fueron desarrollando bicicletas, motos, coches y furgonetas, algo que han sabido aprovechar en la actualidad con el servicio Mu de alquiler de servicios de movilidad.

Lo que nos ha descolocado bastante fue encontrar… ¿barcos? Sabemos que, al igual que otros fabricantes, el estudio de diseño de Peugeot, Peugeot Design Lab, ha usado su experiencia en el desarrollo de vehículos para diseñar barcos.

El bote de Peugeot contaba con un interesante maletero

Y algo así ocurre con la historia de estas dos fotos que hemos encontrado. Lo habíamos visto en numerosas revistas, portales y blogs de vehículos anfibios… pero ahora resulta que NO. No es un vehículo anfibio. Fabricado en 1925, se trató de un vehículo promocional para Peugeot Nautic, un área de Peugeot dedicada a fabricar barcos.

Pero no flotaba. Se trataba simplemente de un casco de barca colocado sobre un chasis Peugeot, una acción de marketing para aprovechar el nombre de la marca Peugeot y anunciar que la gente supiese que también hacían barcos. Eso sí, parece que se movía sin problema alguno en tierra.

Peugeot Design Lab, cuyo centro de operaciones está en Vélizy, en el norte de Francia, trabaja en conjunto con otras oficinas de estilo que Peugeot tiene en París, en Xangai (China) y en Sao Paulo (Brasil). Tienen un catálogo que incluye relojes, aviones, bicicletas de carbono, madera y aluminio y, por supuesto, barcos… pero ninguno con tanto encanto como este.

Vía: The Amphiclopedia

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta