Para muchas personas, los coches son algo más que máquinas para desplazarse. En ocasiones, se crea un vínculo entre coche y dueño que lo supera todo. Y esta historia que nos trae la gente de Petrolicious. El humano es Guy Newmark, un señor de San Pedro (California), que se mantiene fiel a su Porsche 356C de 1964, el modelo previo al Porsche 911 que este año cumple medio siglo de vida.

Juntos han recorrido por Estados Unidos nada menos que 980.000 millas (1.577.200 km) y  todavía lo utiliza a diario. Lógicamente ha tenido que reconstruir el motor de 75 CV en tres ocasiones. Esto supone que ha durado 500.000 kilómetros en cada entapa, lo que demuestra la fiabilidad de los motores Porsche  refrigerados por aire. Y ojo, que cambió la trasnmisión con la friolera de 900.000 millas… y solamente tuvo que cambiar tres cojinetes.

1964-porsche-356-19

Nos encanta que coches así se mantengan en circulación. Porque los museos del automóvil están bien y son necesarios… pero el mejor homenaje que se le puede hacer a esta coche es, sin duda, mantenerlos en la carretera, por mucho que de quebraderos de cabeza sus averías, reparaciones y restauraciones. La historia nos recuerda al del Mercedes 300 SL Gullwing otro mito que su dueño conduce a diario (aunque su dueño tardó más tiempo en conseguir poder ponerse al volante de su sueño).

Sin llegar al nivel del mayor fan de Porsche, Guy demuestra su pasión por la marca, ya que cuenta con otro modelo además de este 356C. En su garaje tiene también un Porsche 356B Cabriolet con una opción de fábrica curiosa, un techo duro desmontable, comprado en 1971.

Guy asegura que su 356C en concreto es uno de los mejores coches que ha conducido jamás. No debe exagerar, ya que casi la mitad de las unidades del Porsche 356 todavía circulan por el mundo.

Fuente: Petrolicious
Galería de fotos (de Sean Lorentzen para Petrolicious)

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta