Con crisis o sin ella parece que el combustible sigue otro camino y mientras que el mercado de automoción sufre por el descenso de las ventas de coches ,el precio de la gasolina acumula una subida del 33,09 por ciento en lo que va de año, el doble que el encarecimiento del 16,8 por ciento experimentado por el gasóleo de automoción en el mismo periodo.

Pese a su menor incremento, el precio del gasóleo sigue esta semana en sus máximos anuales, de 0,970 euros el litro, mientras que la gasolina está en puertas de situarse próximo a su récord anual de 1,10 euros el litro, alcanzado el 25 de junio, no obstante y para tranquilidad de todos parece los precios de ambos combustibles (gasóleo y gasolina) han contenido su avance después de tres semanas consecutivas al alza espoleados por el repunte del petróleo

Con estas últimas subidas se ha recortado sensiblemente la distancia entre el coste en surtidor del litro de gasolina en España y el precio medio al que se vende en los 16 países que comparten el euro.  De tal manera que mientras que a principios de año el combustible era el 20% más barato en España, ahora la diferencia con la zona euro es del 14%, seis puntos inferior.< Nos consuela saber por lo menos que seguimos siendo el país de la zona euro que tiene más bajos los precios del combustible.

A muchos nos cuesta entender las fluctuaciones del “oro negro”, las subidas y bajadas y los altos precios del combustible en tiempos de crisis, pero lo que estamos seguros es que cuando el mercado de híbridos tenga más fuerza la ley de la oferta y la demanda tendrá que hacer valer su teoría y a menor demanda menores precios…o eso esperamos todos.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta