Logo de Noticias Coches
Gas Station
Luis Blázquez

El problema del plomo en la gasolina que aún estamos pagando

En España, donde el uso de gasolina con plomo o “súper” era el más popular, hubo que decirle adiós a su uso el 1 de agosto de 2001 por motivación de la directiva de la Unión Europea (UE), quien le había dado a países como el nuestro, a Italia y a Grecia una moratoria de un año para acabar con el uso de dicho aditivo. Un aditivo empleado en el carburante que debería de evitar más de un millón de muertes prematuras y ahorrar numerosos daños en enfermedades y otros impactos anualmente.

Eso puso fin a un largo proceso de eliminación del combustible con plomo de las estaciones de servicio de la nación. Sin embargo, los efectos del plomo se han mantenido durante años, dado que la mencionada sustancia estaba presente tanto en el aire como en el suelo y el agua, sin mencionar el combustible para aviones con motores de pistón. En el caso de este último, sigue ahí y se llama 100LL. Sin embargo, hay alternativas más eficientes con el medioambiente, y hay quien se aventura ya a electrificarlos completamente.

Sin embargo, el último país en prohibir el uso de combustible con plomo para uso automotriz fue Argelia, que terminó con sus reservas en verano de 2021. 20 años antes de ese momento, 117 países en todo el mundo todavía usaban dicho combustible, lo que derivó inevitablemente en un problema global. Si verificásemos estadísticas similares sobre los niveles de plomo en la sangre de las personas en los países que recientemente dejaron de usar gasolina con plomo en los vehículos, casi seguro que más de uno se sorprendería.

El problema permanece ahí, pero puede que no haya suficientes datos –o ninguno– que pueda corroborarlo. Sin embargo, parece que la exposición al plomo en la primera infancia resultó en una caída en el coeficiente intelectual. Una caída de 2,6 puntos, eso sí, junto con otros peligros para la salud. Nuevamente, este es un problema global. Esto no es una buena noticia, se mire como se mire, y la culpa de la situación la tienen tanto los políticos de antaño, que no se apresuraron a eliminarla, como a quien se le ocurrió usar plomo en primer lugar.

Ten en cuenta que la gasolina con plomo no fue la manera en que se fabricó este combustible por primera vez, sino algo que se desarrolló en la década de los años 20 como una solución paramitigar el traqueteo del motor. Su inventor, Thomas J. Midgley, es ahora considerado uno de los más peligrosos de la historia, siendo el responsable también de los clorofluorocarbonos (CFC), acelerador de gases de efecto invernadero. Midgley trabajó con Charles Kettering en el laboratorio de investigación de Delco, que pertenecía a General Motors.

La solución al problema fue barata, lo que la hizo atractiva a los ojos de los inversores. Pero lo que es alucinante hoy en día es el hecho de que la gente ya sabía que el plomo era venenoso incluso en 1920. Irónicamente, incluso el propio Midgley fue envenenado por plomo, pero eso no le impidió poner el material en la gasolina y afirmar que resolvió el problema, y sin ningún inconveniente.

Con las dos partes del problema, en la forma del hecho de que se trata de un problema global, así como el hecho de que se puede haber utilizado el engaño para garantizar que el plomo se convierta en el aditivo elegido para la gasolina, solo podemos esperar que esto siglo traerá una mejor toma de decisiones, sin mencionar que sean más rápidas. No basta con prohibir algo que es malo para tanta gente, ya que es necesario ofrecer alternativas, así como asegurarse de no enriquecer a un grupo de personas al prohibir algo que la población quería.

Afortunadamente, vivimos en la era de Internet y de la cadena de bloques. Si los eventos de este siglo, así como las decisiones tomadas por los individuos de la ciencia y en el poder hoy, no son tan malos cuando se vean dentro de un siglo como aquellos a los que nos referimos hoy, iremos por el buen camino. De lo contrario, si seguimos con la tónica de los últimos años, meses y semanas, podemos esperar una gran recisión en todos los ámbitos conocidos.

  • combustibles
  • diésel
  • gasolina