Aunque en los últimos años, la concienciación en lo referido a la seguridad vial ha calado hondo entre los conductores españoles, los datos reflejan que todavía queda mucho trabajo por hacer, y es que a pesar de los peligros evidentes de una conducta irresponsable al volante, todavía son muchos los conductores que no parecen ser conscientes de las trágicas consecuencias que puede acarrear un manejo temerario de un vehículo y una mala praxis en cuanto a los parámetros de seguridad.

Entre los días 10 al 11 de septiembre, la Guardia Civil ha llevado a cabo una campaña para el control de los elementos de seguridad en la que se ha pasado vigilancia a casi 400.000 vehículos. A pesar de que los expertos aseguran que un uso adecuado de los mecanismos de seguridad infantil reduce el riesgo de muertes o lesiones graves a la mitad, en lo referente a esta materia, los agentes han detectado más de 4.500 personas, 2.931 conductores y 1.364 pasajeros, que no hacían uso del cinturón de seguridad ni de los sistemas de retención para niños. En el caso de los menores de edad, de los 294 que no hacían uso del cinturón de seguridad ni de las sillitas, 79 de ellos viajaban en los asientos delanteros y 215 en los traseros.

Para la Dirección General de Tráfico, la seguridad de los más pequeños en los automóviles, así como el uso del cinturón de seguridad, son dos de las materias principales en los que el organismo gestor de tráfico en nuestro país trabaja para reducir a cero el porcentaje de mortalidad. La campaña realizada por los agentes de tráfico de la Guardia Civil ha coincidido con el inicio del curso escolar.

Fuente: DGT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta