Las aves son un gran dolor de cabeza alrededor de las bases militares aéreas y aeropuertos civiles en todo el mundo, ya que pueden causar daños significativos cuando chocan con aeronaves o son atrapas por los motores a reacción.

En muchos aeropuertos optan por el noble y antiguo arte de la cetrería, pero ahora el Grupo de Energía Atómica de Corea y LIG Nex1 (una filial aeroespacial y de defensa de LG Corp) han desarrollado conjuntamente lo que ellos llaman primer robot de defensa antipájaros.

Se llama UGV y se trata de un vehículo de seis ruedas terrestre no tripulado, que utiliza una combinación de la acústica y los patrones direccionales láser para ahuyentar las aves. Sus cámaras son capaces de rastrear un pájaro que esté entre 30,5 cm y 300 metros de distancia. O incluso más, ya que el láser verde nocturno tiene un alcance de dos kilómetros para espantarlas.

El primer vehículo espantapájaros es en realidad es un coche semi-autónomo, ya que un operador humano dirige sus operaciones desde una estación de control. El robot es capaz de evitar obstáculos y volver a ubicaciones específicas de forma autónoma, así que si la estación de control no está operativa, no causará accidentes. Mide aproximadamente 2,5 metros de largo y pesa 1,2 toneladas. Puede estar operativo día y nodhe y en cualquier condición meteorológica, ya que emplea una combinación de detectores acústicos, transmisión láser, cámaras de imagen térmica y escáneres de láser.

Según las noticias que han publicado KBS, ha habido más de 460 ataques (traducción literal) de aves en los últimos cinco años en los aeropuertos de Corea del Sur. Los diseñadores afirman que su UGV es 20 % más eficaz que otros sistemas de lucha contra el problema: Emite hasta 13 tipos de sonido (incluidos imitaciones de los depredadores de las aves), con variaciones bruscas de volumen de hasta 100 decibelios.

El proyecto fue anunciado en 2009, y a finales de 2011se llevaron acabo las primeras pruebas de campo en una base aérea militar de Corea del Sur. Ahora el sistema se está implantando en varios campos de aviación, con la intención de demostrar sus capacidades a los posibles compradores de todo el mundo. Una estación puede controlar hasta cuatro UGV. Pero lo más interesante es que su tecnología se puede transferir a otros vehículso de detección de minas terrestres, vehículos de combate o vehículos de suministro.

Vía: KBS News, Channel A
Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta