Electric Brands es una compañía/start-up con sede en Alemania que tiene planes de llevar su modelo eBussy al mercado el próximo año. Nuestro protagonista es un vehículo eléctrico de aspecto hippy que llama la atención por su condición de medio de transporte modular que se puede transformar en casi cualquier cosa que puedas imaginar, aunque siempre teniendo en cuenta dos premisas: no es rápido, pero puede ser extremadamente práctico.

El intrigante eBussy está respaldado por una plataforma eléctrica y es completamente modular, lo que significa que se puede transformar tanto en un monovolumen como en un camión, una camioneta u otras formas. De hecho, se ofrecerán 10 estilos de carrocería diferentes, y se puede convertir fácilmente para aquellos que conducen con el volante a la izquierda como a la derecha, o incluso se puede gestar, es decir, con una posición de conducción central.

Esta capacidad de ajustar la posición de conducción se debe al hecho de que el vehículo utiliza tecnología de conducción por cable y no tiene un volante o pedales que están mecánicamente conectados a las ruedas delanteras. Independientemente del modelo, todos vienen con una batería de 10 kWh que da 200 kilómetros de autonomía. Sin embargo, una batería opcional de 30 kWh de capacidad también estará disponible, aumentando la distancia entre recargas hasta los 600 km.

Cada una de las ruedas está impulsada por un motor eléctrico que producen solo 20 CV, pero, al mismo tiempo, ofrece un par de torsión extremadamente impresionante: 1.000 Nm. Si bien esa es una cifra de potencia bastante escueta para los estándares actuales, el eBussy solo pesa entre 450 kilos y 600 kg, dependiendo de la configuración de la carrocería elegida. Como era de esperar, el vehículo se centra principalmente en el ámbito urbano, teniendo que ser recargado cada día.

Y es que el primer vehículo movido por baterías de Electric Brands se jacta de ser “no solo un automóvil, sino más: un vehículo modular y multifuncional hecho para usar tanto en la ciudad como fuera de la carretera”, de acuerdo con lo que dice la marca. De hecho, puedes cofigurarlo como un autobús, un transportador universal, un camión volquete, una camioneta “kipper”, una camioneta de maleta, una camioneta de cabina única, un autobús de recolección, una camioneta Cabrio abierta o una caravana.

El precio comienza en 15.800 euros para el modelo más barato, y sube hasta los 28.800 euros en caso de optar por la vertiente “Offroad Camper”, dado que la factura definitiva varía según el tipo de chasis y la configuración elegida.

Fuente: eBussy

Galería de fotos:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta