Falta menos de un mes para la presentación del Audi A3 2020, la que será la cuarta generación del compacto de los cuatro aros. Aunque hará su debut el próximo mes de marzo en el Salón de Ginebra, ya os podemos adelantar algunos datos que ha ido dando la marca. Afectan principalmente a su comportamiento dinámico, pues se han aplicado algunas modificaciones en su chasis y en el sistema de tracción total para mejorar este ejemplar.

Está claro que algunas versiones del Audi A3 podrán seleccionarse con la tracción quattro. Esta mítica tracción a las cuatro ruedas que siempre ha estado en el ADN de la marca aparecerá en los más potentes, incluyendo el deportivo Audi S3. Viene con una evolución, pues se ha modificado el mecanismo de control electrónico de distribución de par y ahora también se ha integrado en el Audi drive select.

De esta forma, se consigue que tenga en cuenta el estilo de la conducción y pueda adaptar la distribución del par en función a eso. Porque hay que recordar que la tracción quattro es capaz de repartir el par entre los ejes delantero y trasero de forma casi instantánea. Puede llegar a mandar el 100 % al eje posterior si fuera necesario, una situación en la que los discos del embrague multidisco electrohidráulico presionan la bomba eléctrica de pistón axial.

Trazando curvas en una conducción deportiva también hace que empujen las ruedas traseras para optimizar la trayectoria. Además, el reparto de pesos queda optimizado gracias a que el embrague se encuentra situado en el extremo del eje de la transmisión, delante del diferencial del eje trasero. Por otro lado, hay un control selectivo de par, una función del Control Electrónico de Estabilidad (ESC) que hace que se aplique una ligera frenada en las ruedas que van por el interior de la curva para que el comportamiento sea aún más ágil y preciso.

Los modos de conducción del Audi drive select siguen siendo los habituales: comfort, auto, dynamic, efficiency e individual. Además de influir en la tracción como hemos dicho, también modifican el comportamiento de la transmisión automática S tronic o de la suspensión. A este respecto hay que decir que el nuevo Audi A3 puede equipar una con control adaptativo de amortiguación que tiene tres ajustes bien diferenciados y se va adaptando en cuestión de milisegundos.

Para seguir completando elementos que intervendrán en el comportamiento del Audi A3 hay que mencionar una nueva dirección progresiva que tiene llegar a un punto intermedio entre deportividad y confort. Va cambiando su desmultiplicación en función del ángulo de la dirección por lo que será cómoda en ciudad y dinámica en conducción deportiva. Esperamos seguir conociendo detalles del compacto próximamente.

Fuente: Audi

Galería de fotos:

Ver galeria (33 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta