Sin lugar a dudas, uno de los problemas más graves del mundo es la superpoblación. Pronto seremos 7000 millones de habitantes, cono mos recuerda cada mes la revista National Geographic en su especial 7.000 millones. Uno de los países que tiene mayores problemas de aumento de la población es India. Con una población estimada en más de 1.210 millones de habitantes, es el segundo país más poblado del mundo y en los últimos cincuenta años se ha visto un rápido aumento de la población urbana: aumentó once veces durante el siglo XX y se concentra cada vez más en las grandes ciudades.

Ante esta grave situación, no dejan de surgir ideas y propuestas. La última, llega del distrito de Jhunjhunu, en Rajastán (en el oeste), como parte de un nuevo programa de incentivos voluntarios del Gobierno, que busca poner coto al crecimiento de la población, un problema “que es de todos”.

Tata Nano, el coche que se sortea

Se trata de una lotería con premios. Bajo el nombre “Esterilízate para ganar un coche”, se repartirán cupones a los indios que se esterilicen antes del 30 de septiembre. Y quien gane, se lleva un coche”, contó a EFE el jefe del departamento de Salud de Jhunjhunu, Sivaram Sharma.

La rifa pone en juego un Tata Nano, el coche más barato del mundo,. Este vehículo no se eligió al azar: “Elegimos el coche más pequeño, porque de lo que queremos es potenciar familias pequeñitas”, asegura el organizador Sharma. También se sortearán cinco motocicletas, cinco televisores de pantalla plana y siete batidoras. Estos productos aún están fuera del alcance de la mayoría de los indios.

“Aspiramos a doblar el número de personas que recurren a la esterilización, que son unas 10.000 anuales en Jhunjhunu. Porque la alta natalidad es un problema de nivel nacional, pero debemos atacarla distrito a distrito”, contó Sharma.

Las esterilizaciones voluntarias se ven en la India como la forma más eficaz de realizar una planificación familiar que sea capaz de tirar a la baja la fecundidad, que ronda los 2,7 hijos por mujer. Pero también surgen dudas sobre el método, pues muchas personas se operan cuando ya han tenido tres o cuatro hijos. “Lo que necesita la India es que la gente se case más tarde”, asegura Sharma.

Vía: El Mundo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta