Como cada año, en uno de los salones “de casa”, Ferrari ha aprovechado la ocasión para sorprendernos con un modelo especial. En esta ocasión ha sido en el recientemente finalizado Motor Show de Bolonia (del 3 al 11 de diciembre), donde ha presentado el Ferrari 599XX, dotado de una serie de importantes mejoras, en lo que han dado en llamar “Evolution Pack”.

El Ferrari 599XX Evolution Pack cuenta con una avanzada aerodinámica con un alerón trasero activo
El Ferrari 599XX Evolution Pack cuenta con una avanzada aerodinámica con un alerón trasero activo

Este “paquete” consiste en una serie de evoluciones técnicas con el firme propósito de mejorar notablemente el rendimiento de un modelo tan minoritario como el ya conocido Ferrari 599XX. Y decimos bien lo de “minoritario” pues solamente estará disponible para los clientes que participen con él en competiciones de circuito durante las dos próximas temporadas.

En él se aplica la última tecnología derivada de los monoplazas empleados en la máxima categoría de la competición automovilística, la F1. Y aunque no podemos decir que los resultados obtenidos esta temporada por la marca del “cavallino rampante” hayan sido especialmente buenos (más bien al contrario), el bagaje tecnológico está ahí y ha sido directamente “implantado” en el modelo que hoy es objeto de nuestro análisis.

La clave se encuentra en el avanzado paquete aerodinámico, que cuenta con un alerón trasero activo (similar al conocido DRS de la F1). Éste dispone de dos aletas, que son capaces de rotar para variar la carga aerodinámica entre los ejes delantero y trasero en función de la velocidad del vehículo y de las condiciones de conducción. Con ello lo que se obtiene, fundamentalmente, es una mejoría en la velocidad de paso por curva.

El alerón trasero activo se acciona de forma automática, gracias a la avanzada electrónica incorporada, según unos parámetros previamente especificados por los ingenieros de la marca de Maranello y que, además, actúan conjuntamente con el resto de dispositivos de control del coche (ESP, ABS, SCM y F1-Trac), que han sido recalibrados en consecuencia, en función de los valores del ángulo de giro del volante, la aceleración longitudinal, la aceleración lateral y la velocidad del vehículo.

Este nuevo paquete aerodinámico para el Ferrari 599XX además incluye un splitter delantero y un nuevo difusor trasero, dotados de una mayor superficie y una estructura rediseñada. Gracias a todo ello, se consigue una muy superior carga aerodinámica, de tal forma que a 200 km/h alcanza un valor de 330 kg de empuje (cuando el alerón se despliega en su totalidad) y de 440 kg (cuando está replegado).

El stand en el Motor Show de Bolonia estaba totalmente dedicado a las actividades en competición de la marca
El stand en el Motor Show de Bolonia estaba totalmente dedicado a las actividades en competición de la marca

Como no podía ser menos todas estas mejoras aerodinámicas han ido acompañadas de los consiguientes progresos en lo que a la parte mecánica respecta.

Gracias a la adopción de unos escapes laterales rediseñados se ha podido aumentar la potencia del motor en 20 CV hasta alcanzar nada menos que 750 CV a 9.000 rpm. Por su parte el par motor también se ha visto acrecentado hasta los 700 Nm. Además, la relación final del cambio ha sido acortada para favorecer, sobre todo, la aceleración a la salida de las curvas.

Otros aspectos que también han sido “retocados” han sido la adopción de unos nuevos neumáticos de la marca Pirelli, y gracias a la utilización intensiva de la fibra de carbono se ha conseguido una reducción de peso que ronda los 35 kg.

Con todo este conjunto de mejoras el Ferrari 599XX Evolution Pack ha conseguido rodar en el Circuito de Fiorano (propiedad de la marca) en unos destacables 1’15”. Conviene recordar que el record del circuito está en poder del piloto alemán Michael Schumacher, en el año 2004, con un tiempo de 0’55,999”, eso sí a bordo de un F1, concretamente del Ferrari F2004. O que, por ejemplo, bate en más de 1 segundo el tiempo obtenido por el Ferrari FXX (1’16”) en el año 2007, pilotado por el piloto de pruebas Andrea Bertolini.

Por último decir que su stand en el Motor Show de Bolonia estaba totalmente dedicado a sus actividades en competición y se podían ver, entre otros el Ferrari 458 Challenge, el 458 Italia GT2 del equipo AF Corse, el 458 Italia GT3 y el FXX, el coche “laboratorio” de la marca de Maranello.

Galería de imágenes:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta