Cuando  un cliente se aventura a comprar un supercoche, una de las típicas características que más deben llamar la atención es que sus puertas se abran de una forma extraña y diferente a un automóvil normal. Ejemplos de este tipo hay para dar y regalar y si no, no hay más que acordarse del SL, SLS, AMG, Lamborghini, Koenigsegg, y un largo etcétera. Pero el caso que nos lleva hasta estas líneas es el de Ferrari, que nunca han sido amigos de revolucionar el sistema de las aperturas y el acceso a sus diferentes coches. Hasta ahora.

Y es que Ferrari tiene una nueva patente al respecto. En las imágenes que se han podido ver por parte del cavallino, se registra un curioso sistema en el que la puerta se abre en élitro, cogiendo parte de la aleta delantera. Esta revolución, tanto mental como visualmente, no parece muy atractiva que digamos. Pero tiempo al tiempo. Lo importante no es cómo se empiece, sino cómo se acabe.

Según Ferrari este nuevo sistema es más económico y sencillo para implementar que unas puertas de apertura a lo “alas de gaviota”. Es algo realmente evidente. Del mismo modo, afirman que se facilita mucho más el acceso gracias a poder colocar los pies en su lugar a la hora de entrar en el coche.

Quizá la mayor de las ventajas de esta novedad es que es aplicable a todo tipo de configuraciones motrices. Especialmente a las de motor central. A pesar de esto último hay que decir que es poco convincente el dibujo que se puede observar.

Nos queda claro el motivo por el cual Ferrari nunca ha generado novedades en este tipo de sistemas. Tal vez porque “alas de gaviota” es uno de los inventos estrella de los megacoches. Y esto sea irrepetible.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta