Los fabricantes de coches buscan nuevas fórmulas más intuitivas que mejoren la conectividad de las aplicaciones del smartphone con los sistemas integrados del coche. En este terreno se mueve como pez en el agua el fabricante de coches Ford, ya que en 2007 introdujeron el Ford Sync, un sistema tecnológico de conexión que te permite hablar por teléfono, navegar y escuchar música con tus manos en el volante y la vista en la carretera.

Para seguir con este camino, Ford ha anunciado la adquisición de Livio, una empresa de desarrollo de software de inicio ubicada en Ferndale, Michigan. ¿Qué pretende con esto el fabricante americano? Conseguir un sistema de comunicación y un traspaso de aplicaciones que funcione independientemente del coche que conduzcamos. Además, la implantación de este sistema ayudará a Ford a estandarizar la forma en que los clientes se conectan con sus teléfonos inteligentes a sus coches.

Paul Mascarenas, CTO y vicepresidente de Ford Research and Innovation, ha declarado han comprado Livio por tres razones principales: para adquirir el equipo de desarrollo de software, para obtener acceso a las IP de la compañía y, como te explicábamos antes, para promover un único estándar tecnológico en los sistemas de apps para coches. Además, Mascarena cree que “con la experiencia adicional que Livio nos proporciona, Ford tiene la intención de seguir liderando la próxima generación de conectividad en el automóvil con los avances tecnológicos, que dan a los consumidores más opciones para acceder a sus dispositivos sobre la marcha.

Este intento de Ford será el segundo que hace tras ofrecer una versión de su sistema AppLink, aunque no ha tenido la acogida que ellos esperaban. Por último, los términos del acuerdo no han sido revelados.

Fuente: Ford

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta