La demanda presentada en el Tribunal de Distrito de Detroit (EE.UU.) se basa en el hecho de la denominación que Ferrari ha otorgado a su vehículo de Formula 1 para la presente temporada, con el que Fernando Alonso participará en el Campeonato del Mundo de la especialidad, así como por la creación de la página web www.ferrarif150.com.

Ford alega que ha sufrido un daño irreparable para su modelo F-150, y el equipo legal del fabricante de automóviles americano quiere que un juez condene a Ferrari y bloquee el uso de dicha denominación en los Estados Unidos. Esto incluye la importación, fabricación o venta de cualquier producto que utilice el nombre F-150.

El fabricante con sede en Dearborn, Míchigan, también solicita una compensación económica y que Ferrari renuncie a los ingresos y beneficios obtenidos en Estados Unidos por el uso de la denominación F-150, de acuerdo con la demanda presentada por el abogado Marc Lorelli, en representación de la compañía americana. Ésta ha cifrado en 100.000 dólares los daños y perjuicios, con arreglo a la “Anticybersquatting Consumer Protection Act”, una ley que protege contra los nombres de dominio de Internet que confunden al público sobre el verdadero origen de los productos y servicios.

El F150 de Ferrari...
El F150 de Ferrari...

“Se trata de una marca muy importante para nosotros y hemos gastado muchos años y muchos recursos publicitarios para establecer este nombre como imagen de marca”, dijo la portavoz de Ford, Anne Marie Gattari. “Es un asunto que nos tomamos muy en serio, ya que este modelo es uno de los buque insignia de nuestra marca”.

La demanda se produce días después de que Ferrari anunciara que el nombre de su nuevo bólido de carreras para competir en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 iba a ser, precisamente, “F150”. Según el fabricante de Maranello se trataba de un homenaje al 150 aniversario de la unificación de Italia, que se cumple en este 2011.

La reacción por parte de Ferrari no se ha hecho esperar, y en un comunicado dado a conocer hoy, señala que “se ha enviado una carta de respuesta a Ford, para subrayar el hecho de que la designación Ferrari F150 (utilizada como una versión abreviada del nombre completo, que es Ferrari F150th Italia) no tiene, ni nunca se utiliza como el nombre de un producto disponible en el mercado.

En la historia de la Scuderia, los nombres que representan la nomenclatura de un proyecto de coche de carreras están establecidos de acuerdo a un orden cronológico con una base técnica o, en casos excepcionales, como sucede este año, se tomó la decisión de dedicar el nombre del coche a un acontecimiento especialmente significativo, el 150 aniversario de la unificación de Italia, un evento de tanta importancia que el gobierno italiano lo ha declarado como festivo”.

...y el F150 de Ford (también en rojo)
...y el F-150 de Ford (también en rojo)

“Por estas razones, Ferrari cree que su vehículo para el campeonato de F1 de la próxima temporada no puede ser confundido con otro tipo de vehículos disponibles en el mercado, sean de la clase que sean, ni puede dar la impresión de que hay una relación con otra marca automovilística. Por lo tanto, es muy difícil de entender el punto de vista de Ford en esta materia”.

“A pesar de ello y para demostrar aún más que se está actuando de buena fe y que se opera de forma totalmente correcta, Ferrari ha decidido garantizar que en todas las áreas de funcionamiento, la versión abreviada de la denominación de su bólido será sustituida, en todo momento, por la versión completa, Ferrari F150th Italia”.

En todo caso parece que la sangre no llegará al río entre ambas marcas (o eso esperamos), y que Ford ha conseguido una ingente cantidad de publicidad gratuita para su emblemático modelo.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta