Desde que Ford se deshizo de sus antiguas marcas de lujo: Aston Martin, Jaguar y Land Rover, en Estados Unidos se habla mucho de que la marca del óvalo debe actualizar Lincoln si quiere competir en igualdad de condiciones con sus competidores principales, ya que todos tienen marcas de lujo en su cartera.

Pues bien, la pasada semana Ford presentaba en el Lincoln Center de Nueva York sus planes para renovar Lincoln. Por primera vez desde que Ford Motor Company la compró en 1922, Lincoln deja de ser una división de Ford. Ahora será una empresa independiente, la Lincoln Motor Company.

Estarás de acuerdo con nosotros en que un cambio de denominación empresarial no es suficiente. Se pretende renovar Lincoln de abajo hacia arriba, bajo la dirección de Jim Farley, ex director general de Lexus y ahora vicepresidente ejecutivo de Global Marketing, Ventas y Servicio de Lincoln.

Su plan, presentar cuatro coches de lujo en los próximos cuatro años. Estos nuevos vehículos serán creados por diseñadores e ingenieros, que trebajarán en un nuevo estudio de diseño destinado en exclusiva a Lincoln. El primero de los nuevos Lincoln será el MKZ 2013, basado en el MKZ Concept, presentado en el Salón de Nueva York 2012.

Como parte de la renovación de Lincoln, la compañía cuenta con un nuevo embajador de marca, el tres veces campeón de la Super Bowl Emmitt Smith. Lincoln también cuenta con el comediante Jimmy Fallon para dirigir el primer comercial de la historia de la Super Bowl, que será escrito por los seguidores de Lincoln en Twitter. Esperemos que el resultado sea tan bueno como los espectaculares anuncios de la Super Bowl 2012.

Pero lo que más nos ha llamado la atención es la posible globalización de Lincoln. Actualmente los Lincoln se venden en América del Norte, Corea del Sur y Oriente Medio. Costará muchísimo esfuerzo y dinero dar a conocer la marca en el resto del mundo. ¿No habría sido más fácil y barato para haber mantenido Jaguar, una marca más conocida en todo el mundo, en lugar de reinventar Lincoln?

Toyota (Lexus) y Nissan (Infiniti) han logrado crear marcas globales de lujo a partir de cero, pero ha costado un par de décadas asentarlas. ¿Podrá permitirse Lincoln Motor Company 20 años para convertirse en un marca global de lujo competitiva?

Fuente: Ford
Vía: Road and Track

4 COMENTARIOS

Deja una respuesta