Sabemos que dentro de los planes de Volkswagen, se aparcaron para más adelante los proyectos de SUV de Bentley  y Lamborghini. Parecía que tras los prototipos del Lamborghini Urus y el Bentley EXP 9F, presentados en 2012 el Salón de Pekín y el Salón de Ginebra, respectivamente, pasaría tiempo sin que viésemos una propuesta enfocada hacia un SUV deportivo en las marcas de lujo del Grupo alemán.

Y entonces, un año después, nos encontramos con este Giugiaro Parcour, con la que la firma italiana de diseño Italdesign ha querido festejar sus 45 años de actividad con la última muetra de la capacidad de creación del mago Giorgio Giugiaro. Se trata de un concepto de coche nuevo. Rápido, a la vez eficiente… y adaptado a todo tipo de terrenos. De ahí su nombre Parcour, (como el deporte urbano parkour, ya que la idea es que se adapte a cualquier medio y condición).

El diseñó, de cintura para abajo, se ha configurado con características de SUV. Tiene unas enormes ruedas con llantas de 22 pulgadas) y una suspensión de altura variable que puede conseguir entre 21 y 33 centímetros de altura libre al suelo, como los auténticos todoterreno. Hay cuatro modos que modifican el trabajo de sus ocho amortiguadores (dos por rueda). Cada modo se refleja en el cuadro de instrumentos por medio de colores: blanco para el Comfort, rojo para el Sport, naranja para el Off-road y azul para el Ice.

Cuando uno eleva la vista se encuentra con “otro coche”. Se observa una carrocería muy afilada, que recuerda las formas del Lancia Stratos… y que encajarían en la línea de cualquier Lamborghini. Las puertas de apertura en mariposa son, sin duda, su principal seña de identidad.

Bajo su capó motor se esconde un motor V10 de 5,2 litros del Lamborghini Gallardo con 550 CV de potencia. Asociado a un cambio manual automatizado de doble embrague y con siete velocidades, va situado en posición central trasera. Con él puede acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3,6 segundos y alcanzar los 320 km/h. Sí, tremendo. Eso es gracias a su ligereza. Bastidor y carrocería son de fibra de carbono y aluminio así que marca en la báscula solo 1.550 kilos.

Mide 4,53 metros de largo, 2,07 metros de anho y 1,34 metros de alto. Pero gracias a su distancia entre ejes (2,71 metros) tiene un interior bastante amplio. Su habitáculo agrupa los mandos agrupados en el volante y los retrovisores son sustituidos por cámaras que muestran sus imágenes en la pantalla LCD situada frente al conductor, que se complementa con otra de plexiglas para la consola central.

El salpicadero de fibra de carbono se exiende por el centro del habitáculo para separar las plazas delanteras. Es un coche configurado para cuatro plazas, con dos asientos traseros independientes y muy separados entre sí, por la ubicación del motor en posición central trasera. A pesar de ser aún un coche conceptual, se ha pensado en la seguridad ya que dispone de un sistema de tracción total y de todas las ayudas electrónicas que se puedan imaginar.

¿Está Lamborghini con este Parcour testando (de forma somera) diseños de su futuro SUV?  Aunque siempre resultará extraño tan solo pensar en un SUV Lamborghini, nos ha gustado bastante más esta interpretación de un futuro todoterreno de la marca del toro que la del Urus.

Fuente: Italdesign
Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta