En coches.com ya os hablamos de la intención de Bentley y Lamborghini de producir sus propios SUV de de alta gama capaz de plantarle cara a la hegemonía en este sector del exitoso Porsche Cayenne. Ahora, y con la crisis económica acechando a las grandes firmas de la automoción, sobre todo en el territorio europeo, Volkswagen, matriz de ambas compañías, ha confirmado que suspende la producción de estos dos vehículos a la espera de un mejor horizonte financiero.

La noticia viene a confirmar que el sector automotriz alemán, cuya fortaleza parecía indestructible, comienza a mostrar signos de debilidad en un momento económico donde los marcas, ante el colapso de los mercados más tradiciones, han tenido que buscar nuevas vías de negocio en terrotorios hasta ahora inexplorados.

Bentley EXP 9F

Los problemas de Volskwagen ya fueron anticipados por su jefe de finanzas, Hans Dieter Poetsch, el pasado 26 de septiembre, cuando aseguró que “en este entorno, tenemos que tener una considerable liquidez disponible, así que es normal que se mire a los productos que no son imprescindibles”,

Para el analista Tim Schuldt, la producción de estos nuevos SUV, “son cualquier cosa menos obligatoria en medio de una crisis, por lo que retrasar su lanzamiento no es ningún drama, y sí ayuda a ahorrar costes”.

El Lamborghini Urus y el Bentley EXP 9F, presentados en el Salón de Pekín y el Salón de Ginebra respectivamente, pretendían ser el remedio del grupo Volkswagen contra la tradicional hegemonía de Porsche y su Cayenne en el sector de los SUV de alta gama. Por el momento, el asalto tendrá que esperar, pero a buen seguro que cuando Volkswagen lo considere oportuno, regresará a la carga con más artillería e ideas renovadas.

Vía: Autobild

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta