La historia del GM EV1 es una de las más curiosas del mundo del automóvil. Se trató del primer eléctrico de General Motors y también el primero en ser producido en serie allá por el año 1996. Quería llegar al gran público, aunque inicialmente también se trató de un experimento, pues apenas estuvo disponible en los estados de California y Arizona en su país natal. No podía ser comprado directamente, sino que se cedían en la modalidad de leasing y la marca tenía derecho a recuperarlos.

De hecho, eso fue precisamente lo que pasó con las 1.117 unidades que se lanzaron inicialmente. General Motors cesó su producción en 1999 y dio por concluido este experimento dejando claro que no había sido un nicho rentable. Así que poco a poco fueron retirando todos los GM EV1 y procediendo a su achatarramiento. Fue una medida un tanto controvertida y muchos de los propietarios no estuvieron de acuerdo, lo que derivó en manifestaciones e incluso funerales a los coches cuando ya sabían cuál era su final.

Después de esta llamativa historia comprenderéis que es muy difícil ver un GM EV1 en la actualidad. Como mucho alguno que quede de exposición en museos y otros lugares. Lo que nunca nadie iba a imaginar sería encontrarlo abandonado en un parking de Atlanta. Un usuario de Twitter dio con este unicornio y no dudó en compartirlo con sus seguidores. Había encontrado un superviviente, uno de los pocos GM EV1 que se salvó de la quema en su momento y que es un misterio saber cómo ha llegado allí.

La teoría más plausible, según The Drive, es que este ejemplar pertenezca a alguna institución educativa de Atlanta. Se calcula que apenas 20 unidades del GM EV1 fueron donadas a museos y escuelas, así que lo más probable es que sea de alguna universidad de la zona. Los vehículos eran donados con las ECU bloqueadas para que no pudieran rodar, solo servir para el estudio de sus componentes o su mera exhibición.

Lo que todavía no nos entra en la cabeza es como alguna institución ha permitido que este GM EV1 quede en ese estado de abandono. Ya que no fue retirado ni puede ser conducido tenía que estar en algún lugar visible y en perfecto estado de conservación. En manos privadas hay muy pocas unidades y se estima que su valor podría rondar el medio millón de dólares. Un caso muy curioso de todo un adelantado a su época .

Fuente: The Drive

Galería de fotos:

Ver galeria (3 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta