Sin duda alguna una de las cosas más deseadas por los jóvenes al cumplir la mayoría de edad es el carnet de conducir. Pero para muchos de ellos la obtención de éste no resulta tan sencillo y mucho menos la parte teórica.

Esto último debieron pensar los integrantes de la banda organizada que ha sido detenida en Palma de Mallorca por facilitar la obtención de la prueba teórica del carnet. Los miembros de la organización fueron más allá y no centraron su actividad en los jóvenes, sino en extranjeros con serios problemas para la comprensión y lectura del español.

La Policía Nacional ha sido la encargada de llevar a cabo la investigación, la cual por ahora cuenta con cuatro detenidos y una quinta persona imputada. Todos ellos están acusados como presuntos autores de  los delitos de pertenencia a una organización criminal, revelación de secretos y falsificación documental y contra la Administración del Estado.

Carne de conducir

La metodología con la que operaba la organización era la siguiente: los examinados accedían al aula del examen con un teléfono móvil escondido bajo la ropa. El dispositivo, que solía ser de última generación, se encontraba colocado con la cámara enfocada hacia el examen. Una segunda persona, que se encontraba fuera del aulario y que contaba con importantes conocimientos sobre la materia, era quien respondía las preguntas y se las hacía llegar a los examinados mediante un pinganillo. Fue en mitad de un examen cuando la Policía Nacional intervino en la Jefatura Provincial de Tráfico y procedió a la detención de los involucrados en la trama.

Entre los investigados por esta práctica ilegal se encuentra Francisco López, dueño de la Autoescuela Paco. Este individuo ya se había visto inmerso en otras ocasiones en prácticas similares. De hecho, en el 2013 fue condenado a pagar una multa por amañar exámenes y en 2015 por usar cámaras y teléfonos móviles en éstos.

Fuente: DiariodeMallorca

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta