La Guardia Civil ha detenido en Madrid a un total de 22 individuos pertenecientes a una organización criminal que habría robado y desmontado más de 800 vehículos desde 2014. Entre los detenidos, 20 varones y dos mujeres, se encuentran los propietarios de varios desguaces, talleres y los dueños de dos gestorías y chatarreras.

El modus operandi de la organización consistía en actuar por encargo, de noche y en las zonas periféricas de Madrid. Abrían el coche con gran facilidad gracias a llaves maestras traídas desde Bulgaria y Rusia. Una vez sustraídos los vehículos, eran desmontados en pocas horas y las piezas eran enviadas a distintos talleres, desguaces y chatarreras. Todo este proceso parecía dentro de la legalidad gracias a la colaboración de las dos gestorías implicadas con la falsificación de los documentos, tanto de las fichas técnicas cómo del permiso de circulación.

En esta trama han sido muchas las firmas afectadas en los robos pero sin duda alguna los modelos más sustraídos corresponden a Volkswagen, Mercedes y BMW. La organización criminal tenía una actividad diaria a excepción de los fines de semana.

Eran los propios desguaces y talleres quienes encargaban los robos en función de las piezas demandadas en sus propios establecimientos. Una vez era desmontado el vehículo en piezas, éstas eran enviadas por servicios de mensajería a los talleres y compraventa demandantes. Del mismo modo las chatarreras recibían mediante este servicio todas aquellas piezas desechadas para la venta evitando así ser identificados.

La detención de los miembros de la organización es el resultado de una investigación que comenzó en el pasado mes de mayo tras la detección por parte de la Guardia Civil de un importante incremento en los coches robados. A los 22 detenidos se les imputa un delito de pertenencia a una organización criminal, robo continuado de vehículos, falsedad documental, estafa y receptación.

Fuente: El Mundo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta